El nuevo cuadro y la descentralización

Por Venezuela Real - 24 de Noviembre, 2008, 14:35, Categoría: Política Nacional

Trino Márquez
El Universal
24 de noviembre de 2008

El nuevo cuadro reclama elecciones parlamentarias ya. ¡Exijámoslas!
 
A partir de las elecciones regionales de ayer surgió un nuevo cuadro político en el país. No sé en cuántas gobernaciones y alcaldías triunfaron las fuerzas democráticas, ni en cuántos consejos legislativos regionales pasó a ser mayoría, pues escribo estas líneas antes de que se hayan anunciado los resultados oficiales. Pero si las proyecciones de los sondeos de opinión acertaron en una alta proporción, ya sea porque ganó la oposición o porque perdió de forma muy reñida, no tengo dudas de que se habría fortalecido la democracia descentralizada prevista en la Constitución del 99 y se habría redistribuido verticalmente el poder, lo que obligará al jefe de Estado a cohabitar con unos gobernadores, alcaldes y diputados regionales que no comparten el socialismo del siglo XXI.
 
Las condiciones en las cuales se realizaron estos últimos comicios fueron muy distintas a las de 2004. En aquella ocasión los sectores democráticos venían de un doloroso fracaso en el referendo revocatorio del 15-A. En medio de la frustración y desencanto que la cuestionada reafirmación del Presidente provoca, se efectúa aquella consulta. La abstención de los sectores medios permite que el oficialismo gane en Estados y municipios donde era minoría. Estas votaciones de 2008 se producen en una atmósfera distinta. La oposición concurre a ellas luego de la edificante victoria del 2D, fecha memorable en la que se derrota el proyecto comunista impulsado por el jefe de Estado.
 
Competir

Ayer domingo compitieron dos fuerzas que han estado luchando desde que el proceso bolivariano inició su giro indetenible hacia la izquierda autoritaria: de un lado estuvo el modelo autocrático colectivista y centralista que el Gobierno propone, ya rechazado en el referendo constitucional del 2D; del otro se alineó el esquema de Estado federal y democrático descentralizado que comienza a partir de 1989, encarnado en esta ocasión por los candidatos de la opción democrática.

 
Después apoyar la descentralización durante su campaña presidencial de 1998, e, incluso, elevarla a rango constitucional en textos que declaran que "la República Bolivariana de Venezuela es un Estado federal descentralizado ..." (Art. 4) y que "el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que la componen es será siempre (...) descentralizado ... (Art. 6), y luego de haber incluido en la misma Carta la creación del "Consejo Federal de Gobierno (...) órgano encargado de la planificación y coordinación de políticas y acciones para el desarrollo del proceso de descentralización y transferencia de competencias del poder nacional a los Estados y municipios" (Art. 185), el Presidente le tuvo miedo a una iniciativa tan genuinamente democrática como la descentralización. Por esa razón decide torpedearla hasta convertirla en una morisqueta. La descentralización pasó a ser sustituida por la Nueva Geometría del Poder (NGP), la Autoridades Regionales, los Núcleos de Desarrollo Endógeno (NUDE), el nuevo poder popular, los consejos comunales, las comunas y ciudades socialistas, y por toda esa jerga farragosa inventada por los intelectuales oficialistas. Esa monserga forma un disfraz opaco que pretende ocultar la naturaleza profundamente antidemocrática de la ideología neoautoritaria ceresoliana que inspira al "proceso".
 
No se puede detener

A partir del 23N el Primer Mandatario tendrá que aceptar que la descentralización no puede detenerse ni anularse. Esa iniciativa nace en Venezuela como parte de un movimiento mundial, de una megatendencia, surgida en aquellas sociedades, entre ellas las socialistas, que estuvieron dominadas durante largo tiempo por el centralismo exacerbado. Esos poderes copulares, concentrados en su vértice por un partido, un mandatario o una oligarquía política arrogante y excluyente, fracasaron luego de haber empobrecido a sus naciones y de haberlas esclavizado.

 
En Venezuela costó mucho que los factores de poder domiciliados en Caracas entendieran que era necesario transferirles competencias, recursos y funciones a los Estados y a los municipios, y que ese movimiento de traslación pasaba por permitir que esas entidades eligieran a través del voto popular a sus autoridades. Finalmente el peso de la realidad se les impuso y terminaron aceptando lo que era inevitable: que el Estado tenía que descentralizarse para que el país fuera federal, tal como lo proclamaba la Constitución de 1961.
 
El nuevo cuadro reclama elecciones parlamentarias ya. ¡Exijámoslas!





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog