Otra vez el hielo

Por Venezuela Real - 24 de Noviembre, 2008, 14:32, Categoría: Política Nacional

ILDEMARO TORRES
El Nacional
24 de noviembre de 2008

Nos cuenta García Márquez que confirmada la noticia de que Melquíades había muerto, José Arcadio Buendía llevó a sus dos hijos a la carpa donde estaba un cofre de pirata custodiado por un gigante que cobraba por destaparlo, y "dentro sólo había un enorme bloque transparente". Desconcertado, y adelantándose a las preguntas de los niños, su padre "se atrevió a murmurar: –Es el diamante más grande del mundo. –No –corrigió el gitano–. Es hielo". José Arcadio pagó algo más para tocarlo, "puso la mano sobre el hielo, y la mantuvo puesta por varios minutos, mientras el corazón se le hinchaba de temor y de júbilo al contacto del misterio".
 
Hace muchos años, la televisión nos mostró en cadena la impresionante escena, así destacada, en la que el entonces Presidente de la República en lugar de abrir un simple grifo, solemne giró con ambas manos una rueda idéntica a un volante de carro, y saltó de un tubo bocón un enorme chorro de agua mostrado por las cámaras casi que con acompañamiento de fanfarria; se trataba de la inauguración del acueducto de un pueblecito del interior.
 
Años más tarde otro presidente fue enfocado mientras con evidente satisfacción hablaba por teléfono, en lo que todo hacía pensar era un diálogo importante tal vez con el capitán de alguna nave que sobrevolaba Marte o Venus, investigando las posibilidades de vida en ellos; pero de repente apareció en pantalla el verdadero interlocutor, un funcionario emocionado y también bocina en mano, recibiendo las felicitaciones que el jefe del Estado le enviaba desde Miraflores, porque con esa llamada se inauguraba una central de comunicación en la parroquia La Urbina.
 
A ambos hechos se les festejó con bombos y ostentación de supuesta eficiencia oficial, como avances en la asimilación del desarrollo humano; sin la discreción esperable de quien con tanto retraso ensaya al fin una respuesta a un problema grave y arrastrado; sin asomo de sentir más bien vergüenza de que, a punto de concluir el siglo XX, todavía hubiera en este país pequeño y rico pueblos carentes de agua y sin una red telefónica apropiada.
 
Con similar manejo publicitario ha sido informado lo del primer satélite venezolano, el Venesat-1, lanzado desde una base en China, y cuyos datos llegan a la Base Aeroespacial donde funciona el Centro de Control del Satélite Simón Bolívar y está el Telepuerto a ser activado por la Agencia Bolivariana de Actividades Espaciales. El Presidente dijo, a manera de proclama al mundo: "Este es un acto de liberación, un acto de independencia. Ahora nosotros tenemos un satélite para construir el socialismo dentro de Venezuela y para cooperar con otros pueblos".
 
Bienvenido en función social, todo lo que signifique un progreso tecnológico; pero al sumar este nuevo hecho a la larga lista de actos oficiales exhibicionistas, le recordamos que si bien él llamó "moribunda" a la Constitución y se ha afanado en liquidarla, moribundos son quienes han llegado masivamente a los niveles de pobreza crítica, la población a las puertas de los hospitales, la escolaridad a la que tienen que renunciar tantos niños cada año, las indefensas víctimas de la delincuencia desatada, y vale decir el país en su conjunto.
 
Llevados de regreso a conocer el hielo, asistimos esta vez a un deslumbrante despliegue que nos hace sentirnos como si estuviéramos ante un personaje vestido elegantemente de smoking, pulquérrimo y distinguido; pero no miremos hacia abajo porque le veremos, a pesar de los esfuerzos suyos por ocultarlas o disimularlas, sus viejas alpargatas rotas.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog