"Para Rusia es una buena reunión de negocios"

Por Venezuela Real - 25 de Noviembre, 2008, 9:26, Categoría: Política Internacional

Marianella Durán
TalCual
25 de noviembre de 2008

La visita del premier ruso a Venezuela representa, sin dudas, una excelente ocasión para acordar nuevas compras de armas por parte del gobierno venezolano, afirma el ex embajador y profesor de política internacional de la UCAB Demetrio Boersner. También es un movimiento geoestratégico de Rusia para molestar a los Estados Unidos

A pesar de que la antigua potencia soviética ya no existe y que los rusos atesoraron desde los tiempos del zarismo un prestigio y poder internacional, en los últimos años es cuando han empezado a recuperarse política y económicamente, a raíz de la subida de los precios del petróleo. Los rusos, según el internacionalista Demetrio Boersner son buenos negociantes y mientras el gobierno venezolano se muestre tan proclive a "aceptar lo que le ofrezcan", será una opción para el equipamiento militar de Venezuela, alternativo a Estados Unidos. También tiene otro matiz la acción de Rusia al estrechar lazos económicos con Venezuela, y se acerca a una reacción por la influencia ejercida este año desde EEUU en Georgia, a través de su Presidente pro estadounidense.

Los rusos fueron una gran potencia en todos los aspectos y ahora desean volver a ser considerados –consultados, dice Boersner– por los estadounidenses en las decisiones que comprometen el estatus mundial. Así se buscaron un Saad Kobiashbili (Presidente georgiano) en América Latina y lo encontraron sin hurgar demasiado.

–¿Fue un mal movimiento el de EEUU no vender piezas a Venezuela relacionadas con sus equipamientos de defensa?
–No, creo que el Presidente desde el comienzo de su gobierno ha estado tratando de convertirse en una especie de apóstol mundial del antiimperialismo y del antiamericanismo. Por condición ideológica y de caudillo, quiere encabezar un movimiento mundial contra los EEUU.

En ese sentido busca afectos con todos los países que están peleando con el imperio, para formar una alianza, encabezarla y figurar ante los ojos del mundo como el gran líder antiimperialista. Es tremendo el personalismo de Chávez. Rusia por su parte tiene diversos motivos para darle la bienvenida al Presidente y colaborar con él. Primero, él ha llegado ofreciendo maravillosas posibilidades comerciales a Rusia, pidiendo los fusiles Kalashnikov, después los aviones de caza Sukhoi y diferentes armas y materiales de guerra, pagando millardos de dólares; y claro, esto es bien visto por Rusia que busca negocios y representa una maravillosa oportunidad.

–¿Prevalece entonces un interés económico en las relaciones de Rusia con Venezuela?
–Es indudable. El otro interés de Rusia con la relación actual con Venezuela, es molestar a los Estados Unidos y demostrar y tratar de lograr que Rusia vuelva a ser reconocida en el plano mundial como una gran potencia. Hay todo un historial de por medio. Cuando cayó la ex URSS, en el año 1991 y sufrió aquel retroceso geopolítico donde perdió el control de los países bálticos, perdió Ucrania, se le separó Bielorrusia, Moldavia, se le separaron las repúblicas del Cáucaso y del Asia central, el Occidente salió triunfante de la Guerra Fría, Rusia quedó golpeada y humillada como potencia. Perdió posiciones que había tenido desde antes de la época soviética en la era de los zares. Transcurrió una década –los años 90– y Rusia siguió muy débil, con una grave situación económica interna: la transición del socialismo autoritario al capitalismo (funcionando muy mal), la economía cayendo en mafias antisociales y la población pasando trabajo y hambre. Otra década funesta.

"Durante ese tiempo –continúa el profesor universitario– Occidente, en lugar de darle una mano a Rusia y de reconocer como positivo el hecho de que hubiese abandonado el comunismo y hacerle elogios porque estaba tratando de construir una economía de mercado, y que por primera vez tenía un régimen pluralista con elecciones libres, cometió una gran injusticia.

Occidente, incluyendo a la administración de Bill Clinton y después a George W. Bush, siguió acorralando a Rusia, tratando de eliminar completamente su influencia en los Balcanes y en la zona de Europa del sureste a través de la desintegración de Yugoslavia, que había sido hasta cierto punto amiga de Rusia. Y también con la presión constante contra Serbia, que era la parte de Yugoslavia que todavía mantenía una actitud pro rusa. Mucho de lo que sucedió en la antigua Yugoslavia con las intervenciones de la OTAN, no sólo tuvo una finalidad humanitaria en un momento dado para salvar vidas en las masacres. El objetivo también era sacar del escenario a los rusos".

EL KOBIASHBILI LATINOAMERICANO

Boersner ilustra que ya en la década actual Rusia económicamente se recupera mediante la subida de los precios del petróleo, y esto le ha permitido a Putin la posibilidad de iniciar una política de reafirmación de la potencia rusa en el escenario internacional, y tratar de recuperar el terreno perdido.

"Entonces utiliza a Venezuela como instrumento, como peón contra los Estados Unidos.

Y lo hemos visto sobre todo después del conflicto de Georgia, porque EEUU, el gobierno de Bush y los neoconservadores norteamericanos apoyaron en una forma flagrante al actual Presidente antirruso de la República de Georgia, Saad Ko biashbili, quien vivió y se crió en los Estados Unidos. Estudió allá y está muy vinculado a los neoconservadores norteamericanos.

Lo han alentado en una política de verdadera provocación hacia Rusia, a lo cual Rusia respondió brutalmente a través del envío de tropas. Creo que Rusia se buscó un señor que le sirva de peón, así como Saad Kobiashbili le sirvió de peón a los neoconservadores de EEUU. Putin se buscó uno en el flanco de Estados Unidos que los moleste, y ese es Chávez".

Tal vez ahora, en medio del encontronazo entre los dos países, que de acuerdo con Demetrio Boersner se resolverá por las buenas en algún momento, y bajo el mandato de Barack Obama, los Estados Unidos se den cuenta de que cometieron un error con Rusia, y que mucho mejor sería para la armonía internacional buscar un gran entendimiento estratégico con Rusia. "En ese caso Rusia ya no necesitaría más a Venezuela.

Excepto para vender cosas, porque los negocios siempre son buenos, pero ya no como un apoyo geopolítico. Es exagerado el abrazo con Rusia en este momento, y a mediano y largo plazo no trae ventajas para Venezuela, sino desventajas.

–¿Con los norteamericanos?
–Tengo la impresión de que los Estados Unidos van a seguir siendo la potencia número uno en el mundo, porque es el país que sigue teniendo la economía más fuerte de todos.

–¿Y los chinos?
–Aún están muy por detrás. La economía incluye la capacidad productiva en ciencia y tecnología, la productividad, la diversidad de producción. Los chinos son los primeros en reconocer que están atrasadísimos para alcanzar el mismo nivel de desarrollo que Occidente.

–Acaban de lanzar un satélite venezolano al espacio.
–La primera economía del mundo de acuerdo con sus niveles de producción es Estados Unidos, de segundo está el pequeño pero asombroso Japón. En el tercer lugar Alemania, y luego viene China, y ésta aún se halla estructuralmente en una situación de país emergente y no desarrollado. Los EEUU no deben ser subestimados. Creo que seguirán siendo la potencia número uno, pero eso no significa la unipolaridad mundial. Eso quizá pasó en los primeros momentos de la caída del bloque soviético. Y aun así Bush (padre) tuvo una política de no abusar y tratar de consultar a sus amigos en la OTAN. Pero quien se volvió chocante fue el presidente de EEUU actual (George W. Bush), y le hizo mucho daño a su país asumiendo posiciones tan arrogantes y unilaterales como la invasión a Irak sin aprobación de la ONU. También cuando autorizó la serie de abusos contra los derechos humanos de los prisioneros en Guantánamo y las detenciones en juicio de sospechosos de terrorismo.


HEREDERO DE FIDEL CASTRO

–¿Venezuela pasará de "patio trasero" de EEUU, como se ha dicho respecto a América Latina, a ser "solar" de los rusos?
–No creo que Venezuela será "solar" de los rusos, ni va a dejar de estar ubicada dentro del espacio de influencia geopolítica natural de Estados Unidos. La geografía sigue jugando un papel muy importante; la distancia entre continentes por vía marítima es clave en la política internacional y en la política militar, como lo era en tiempos pasados.

Las Américas siguen siendo una zona que está bajo la influencia, que podría ser amistosa y solidaria, de la potencia más desarrollada.

Esa es una realidad que no se puede ignorar. Una de las fallas de la política del Presidente es hacer caso omiso de esto.

–Se dice que Chávez querría jugar el rol que tuvo Fidel Castro en el hemisferio. ¿Qué opina?
–Quiere ser heredero político de Fidel Castro y continuador de la revolución socialista autoritaria que Castro inició en América, pero los tiempos han cambiado. Parece tener preocupación por la importancia de su persona en el mundo.

Quizá le encantaría estar en medio de una crisis internacional grave como aquella que enfrentó a Rusia con EEUU en la época de los cohetes en Cuba; sin embargo, eso no va a suceder, no va a haber una Guerra Fría de nuevo, para eso se necesitaría el ingrediente ideológico y revolucionario. Rusia no es comunista ni socialista, ni defensora de una ideología que quisiera imponer al resto del mundo. Ahí creo que es mucho más fácil que en el transcurso de las negociaciones con motivo de la crisis económica mundial, podría haber un entendimiento ruso-estadounidense que pondría fin a la tirantez, y la aspiración de Chávez dentro de una gran crisis se vendría abajo.

VECINOS EN ALERTA

Venezuela ha adquirido una flota de aviones rusos de caza Sukhoi que poseen una gran potencia bélica y la colocan por encima de países como Brasil y Colombia, que no poseen este tipo de recursos. En el último año, a propósito de la obtención de éstos, las naciones fronterizas han estado mencionando su preocupación por la desventaja en la que se encuentra ahora.

–¿Qué temen los países vecinos?
–Independientemente de que los Sukhoi sean o no aviones de primera calidad, son lo suficientemente peligrosos para preocupar a Colombia y a todos los vecinos en general. Los únicos contra quienes Chávez podría finalmente utilizar aviones de guerra, así como también los cien mil fusiles Kalashnikov, no son precisamente los Estados Unidos, porque no creo que vayan a enviar tropas para invadir el país. Los más amenazados son los vecinos y hay uno solo con el cual el gobierno de Venezuela pelea continuamente, que es Colombia. Y justamente por ser tan interdependientes, es el país con el que más chance tenemos de un encontronazo armado. Eso quedó demostrado por el incidente del Caldas en los años 80.


–¿Son de segunda los aviones Sukhoi? Países como Siria y Argelia han devuelto aviones rusos.
–Rusia, desde la década de los años 80, desde que la Unión Soviética comenzó a desintegrarse, está tecnológicamente por detrás de Occidente. En lo industrial pacífico, así como en la industria militar o bélica, sus equipos reconocidamente no tienen la misma calidad ni la misma modernidad que las de Estados Unidos. Los aviones, sin ser necesariamente malos, no tienen la misma calidad ni son tan actuales y eficientes como los de las potencias occidentales, particularmente los de la OTAN o de EEUU.


–¿De qué hablará Medvédev?
–De nuevos proyectos económicos y de nuevas compras venezolanas. Los rusos son buenos comerciantes. La visita será una buena reunión de negocios para Rusia, y además es un movimiento geoestratégico ruso para convencer a los EEUU de que hay que adoptar una posición distinta ante ellos.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog