Rosales, la bestia negra del presidente

Por Venezuela Real - 25 de Noviembre, 2008, 17:25, Categoría: Prensa Internacional

César González-Calero
LA NACION
25 de noviembre de 2008

El nuevo alcalde de Maracaibo se consolida como el dirigente a vencer por el oficialismo

Bestia negra de Hugo Chávez, el opositor Manuel Rosales, de 55 años, es desde ayer el hombre a batir por el oficialismo. El presidente venezolano lo tiene en la mira desde que apoyó, con su firma, a los golpistas que intentaron derrocarlo en 2002. Y siempre que puede carga su artillería contra él. Hace tiempo que quiere meterlo entre rejas.

"Rosales, no te salva nadie", le espetó en el fragor de la campaña, en alusión a un supuesto enriquecimiento ilícito del gobernador saliente de Zulia, el estado petrolero que sigue resistiendo al chavismo.

Con su habitual verborragia militarista, Chávez acusó a su adversario político de casi todo: conspirador, corrupto, secesionista? La Operación Manuel Rosales, vas preso , como la bautizó Chávez, sigue en marcha. Y la maquinaria del Estado ya se ha puesto manos a la obra para investigar los supuestos negocios irregulares del alcalde electo de Maracaibo.

Pero, por ahora, Rosales disfruta de las mieles del triunfo electoral. Una victoria por partida doble. Por un lado, consiguió dejar en manos de su candidato, Pablo Pérez, el gobierno de Zulia y alzarse él con la alcaldía de la capital de ese estado, Maracaibo. Y por otro, el líder opositor con más proyección en Venezuela sumó también muchos puntos en su camino hacia la presidencia del país. Su victoria supone, además, un gran revés personal para Chávez, que incluso llegó a amenazar con ocupar militarmente Zulia si perdía el oficialismo.

Católico ferviente y padre de diez hijos, Manuel Rosales acumuló todo su poder político en el estado de Zulia. Docente de profesión, lleva más de tres décadas dedicado a la política. Primero, como dirigente local del partido socialdemócrata Acción Demócrata y, desde 2000, al frente de su propia formación política, Un Tiempo Nuevo.

Como mácula imborrable de su carrera política quedará para siempre su apoyo al intento de golpe de Estado perpetrado contra Chávez en abril de 2002. Rosales fue uno de los dirigentes de la oposición que rubricaron el decreto que sancionaba la intentona golpista.

Aunque más tarde admitió que se había equivocado y se justificó al alegar que había actuado "de buena fe", el chavismo nunca le perdonó su cooperación con los golpistas. Y menos aún después de escucharlo comparar a Pedro Carmona, cabeza visible de la trama, con el propio Chávez, que también cuenta con experiencia en asonadas militares frustradas, después de intentar derrocar al presidente Rafael Caldera en 1992.

Quizá para purgar su "error", Rosales se presentó a las elecciones de 2006 como un político conciliador, tratando de sumar a su indefinido ideario político algunos de los proyectos sociales de Chávez. Entre sus promesas más renombradas está la creación de una tarjeta de débito gubernamental que sería distribuida entre las 2,5 millones de familias más pobres, con cargo a una quinta parte de los ingresos petroleros del Estado.

Apoyado por un variopinto grupo de 44 formaciones políticas, Rosales fue ungido como el "candidato opositor de unidad". Chávez lo arrolló en esas elecciones, pero el fracaso del presidente en diciembre pasado en el referéndum constitucional -que planteaba la reelección indefinida- dio alas de nuevo a Rosales y al resto de la oposición, que ahora esperan que el avance de ayer prosiga hasta 2013, cuando concluye el mandato de Chávez.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog