La realidad muerde

Por Venezuela Real - 27 de Noviembre, 2008, 9:37, Categoría: Política Nacional

COLETTE CAPRILES
El Nacional
27 de noviembre de 2008

Le toca al gobierno, es decir, al Presidente, trabajar duro para construir una victoria en un escenario en el que los hechos no se dejan reducir a la épica del vencedor inmarcesible. Lo ocurrido es más sencillo y más trascendente: se normaliza el proceso político del país, desatendiendo las pretensiones revolucionarias y las tristes mitologías de la esclerótica izquierda insurgente. Ninguna acrobacia numerológica puede disimular el efecto político de lo sucedido: a la realidad mediática del poder omnímodo se le superpuso, con una voz tronante, la otra realidad que tanto se empeñaba la primera en ahogar. El país dialoga con el poder de tú a tú y le pone límites: así como detuvo en seco el delirio de una presidencia vitalicia en diciembre de 2007, proclama hoy que no está dispuesto a conformarse con los pésimos gobiernos y la inmoralidad de una casta de chambones sin igual en la historia de esta nación.
 
De nuevo: el lenguaje de la victoria o de la derrota es irrelevante porque hemos asistido a una ruptura esencial e irreversible del tótem de la polarización. La lógica del todo o nada ha dejado de operar como articulador del discurso político. Para decirlo rápido, el votante chavista distingue entre candidatos chavistas buenos y malos, multiplicando sus criterios de evaluación sin dejar que estos se reduzcan a la filiación colorada. El análisis cuantitativo, en efecto, muestra una ligera superioridad en el número de votos totales que obtuvo el gobierno con respecto al resto de opciones (por cierto que al contar el gobierno le opone a sus números los de la "oposición" e ignora los de la llamada "disidencia") pero la significación política de los resultados rectifica este leve desequilibrio. Debe concederse que el régimen tiene razones para respirar con alivio, porque mantiene un caudal electoral nada despreciable, aunque muy disminuido con respecto a las cifras altisonantes de la elección presidencial de 2006.

Y así como se evidenció una ruptura "vertical" que le permite al chavista venerar a Chávez pero votar en contra de sus candidatos, se produjo una ruptura "horizontal" que ha abierto la puerta al promiscuo reino de la cohabitación, como dijeron los franceses cuando alguna vez se dieron el lujo de tener un presidente de izquierda y un primer ministro de derecha.

Pero en mi opinión lo más notable es la ruptura con la realidad ficcional que continuamente secretan los medios oficiales y ese sistema automatizado de transformación de los hechos en propaganda con el que el gobierno cubre la vida cotidiana para ocultarla. El propósito esencial de la comunicación del gobierno es inducir un estado de conformismo rompiendo cualquier baremo evaluativo: si hay huecos en las calles es porque siempre los hubo y si hay muertos en la calle es porque siempre los hubo y si hay escasez es porque siempre la hubo y si hay deslizamientos es porque siempre los hubo y si nos manda una caterva de corruptos es porque la corrupción está en todas partes... El domingo pasado, el ciudadano decide conservar su consistencia perceptiva, por así decirlo: decide apostar a su propia y decepcionante experiencia abandonando la percepción oficial, y envía, con otro código, más contundente, más maduro, el mensaje que ha estado tratando de hacerle llegar al gobierno a través de la continuada protesta de calle.
 
Las elecciones trajeron una abundante lista de mensajes de "realidad" que gobierno, partidos, candidatos y ciudadanos tienen que tomarse el trabajo de descifrar responsablemente para actuar en consecuencia. La agenda política del gobierno, puede apostarse, no cambiará en absoluto y seguirá flotando por encima de la mala gestión de sus miembros: control territorial-militar, reelección indefinida, control de daños en la política económica para enfrentar un annus horribilis. La oposición (o las oposiciones) tiene en su lista la tarea urgente de institucionalizarse y hacer buenos gobiernos, pero reconfigurando también su agenda estratégica en el horizonte político que se plantea en adelante: el de la alternabilidad presidencial.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog