Murió uno de los constructores de la industria petrolera

Por Venezuela Real - 28 de Noviembre, 2008, 17:09, Categoría: Testimonios

LUIS XAVIER GRISANTI
El Mundo
29 de noviembre de 2008

Arturo Hernández Grisanti fue uno de los expertos petroleros más influyentes y respetados en el proceso de nacionalización de la industria. Como viceministro de Juan Pablo Pérez Alfonzo y participó activamente en la fundación de la Opep

Caracas. El pasado 20 de noviembre dejó de existir una de las figuras claves en la construcción de la industria petrolera venezolana: Arturo Hernández Grisanti, quien participó activamente en la fundación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Al lado de Juan Pablo Pérez Alfonzo, fue uno de los impulsores fundamentales de la nacionalización petrolera de 1975 e hizo aportes fundamentales en la definición de una estrategia nacionalista, moderna y eficiente para el manejo de los hidrocarburos.

En su larga trayectoria de hombre público siempre estuvo vinculado a Acción Democrática, partido donde llegó a ocupar destacadas posiciones. Su criterio técnico fue determinante en las decisiones estratégicas que, en materia petrolera, se tomaron por más de dos décadas. Influyente como pocos, Hernández Grisanti, siempre actuó como un factor de equilibrio y con una visión nacionalista seria y muy concreta en cuanto a la defensa de los intereses nacionales.

Arturo Hernández Grisanti nació en Río Caribe, Estado Sucre, el 4 de agosto de 1927. Fueron sus padres don Arturo Hernández Calvo y Julia Grisanti de Hernández. Se graduó de doctor en ciencias políticas y abogado de la República (magna cum laude) en la promoción Carlos Morales de la Universidad Central de Venezuela, en 1951. Desde muy joven mostró vocación por el servicio público y siendo estudiante universitario se desempeñó como asistente del entonces gobernador de Caracas, Gonzalo Barrios, durante la presidencia de Rómulo Gallegos (1948).

Electo Rómulo Betancourt Presidente de la República en 1959, fue designado, a la edad de 32 años, director general del Ministerio de Minas e Hidrocarburos, cuyo titular era Juan Pablo Pérez Alfonzo, a quien consideró siempre su maestro y mentor.

LA OPEP

Como vice ministro y en diversas oportunidades encargado del Despacho, participó activamente al lad! o de Pérez Alfonzo, en la formulación y ejecución de una política petrolera de Estado, que tuvo entre sus principales logros la fundación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo Opep, la creación de la Corporación Venezolana del Petróleo CVP, la formación de la Comisión Coordinadora para la Conservación y el Comercio de los Hidrocarburos, la tecnificación del Ministerio de Minas e Hidrocarburos, el mejoramiento de la participación fiscal en los ingresos de las empresas internacionales concesionarias, la venezolanización de los recursos humanos de dichas empresas y el impulso a la industria petroquímica nacional.

Entre 1964 y 1984, fue diputado al Congreso Nacional por su estado natal. Fue presidente de la Comisión de Minas e Hidrocarburos de la Cámara de Diputados.

En 1970 estuvo al frente de una Comisión Especial del parlamento que propuso una reforma de la Ley de Impuesto sobre la Renta, la cual hizo posible que Venezuela fuese el primer país exportador de petróleo que fijó unilateralmente los precios de referencia del petróleo.

Este hito histórico que ha sido reconocido por tratadistas internacionales y que figura como uno de las principales conquistas de los países productores de materias primas. La Opep, que recoge en sus libros de historia esta trascendental decisión, estableció un régimen de igual tenor en el resto de los países miembros después de la decisión soberana de Venezuela.

Entre 1979 y 1984, ante la centralización de las reservas de Petróleos de Venezuela, S. A. en el Banco Central de Venezuela, el diputado Hernández Grisanti, sin objetar el principio legal de que el instituto emisor es el custodio de las reservas internacionales del país, inició acciones parlamentarias para garantizar la solvencia financiera de la casa matriz.

Junto con el diputado Freddy Muñoz, entonces militante del Movimiento al Socialismo (MAS), y otros parlamentarios de todas las tendencias políticas,! promovió una reforma de la Ley de Banco Central de Venezuela que determinó la creación de un fondo rotatorio en divisas para que Pdvsa contara con los recursos necesarios para su normal funcionamiento y para sus inversiones, ante el peligro de descapitalización que la empresa estatal sufría a la sazón.

Paralelamente, presentó un proyecto de reforma de la Ley de Impuesto sobre la Renta para colocar un tope a la facultad del Ejecutivo Nacional, a fin de fijar los valores fiscales de exportación, los cuales habían sido elevados considerablemente por el Gobierno momentos en que caían los precios del petróleo. Se logró así un equilibrio entre la justa participación fiscal del Estado y las necesidades de recursos financieros de Pdvsa.

Hernández Grisanti fue siempre partidario de que el Ejecutivo Nacional no debía declarar dividendos, de tal manera que nuestra primera industria utilizara tales recursos para sus operaciones, inversiones y reemplazo de activos depreciados.

EL MINISTERIO

En 1984 fue designado ministro de Energía y Minas por el presidente Jaime Lusinchi. En 1986 se convierte en presidente de la Opep y, en tal condición, en medio de la guerra de precios de entonces, formuló una propuesta para detener el agudo deterioro de las cotizaciones del crudo, retomar la defensa de los precios como principio cardinal de las acciones de la organización y estabilizar el mercado dentro de un valor justo y remunerativo, tanto para los países exportadores como consumidores.

Como presidente de la Opep, Hernández Grisanti coordinó la primera reunión entre países exportadores miembros y no miembros de la organización, lo que inició un dialogo permanente con México, Egipto, Omán, China, Brunei, Noruega y Rusia.

Le correspondió firmar los primeros acuerdos de cooperación petrolera con la República Popular China -todavía vigentes-, y extendió la política de ! integración vertical de Pdvsa mediante la adquisición del 50% de las empresas Citgo y Champlin en los Estados Unidos, la expansión de la asociación con Veba Oel en Alemania y Europa, y la compra de un 50% de la empresa sueca Nynas Petroleum.

AL PARLAMENTO, OTRA VEZ

En 1988 fue electo Senador por Sucre y luego presidente de la Comisión de Energía y Minas del Senado, concluyendo su dilatada y fructífera labor de servidor público como Embajador de Venezuela en España, México y Portugal, entre 1989 y 1997.

Se hizo un socialdemócrata desde sus días universitarios y dentro de su partido Acción Democrática fue miembro del Comité Ejecutivo Nacional, sub secretario general y jefe de la fracción parlamentaria.

Compitió en 1981 con el Jaime Lusinchi por la secretaria general de su partido, como preámbulo a la nominación presidencial, en la cual resultó vencedor el senador anzoatiguense.

Como internacionalista, fue vicepresidente y presidente del Parlamento Latinoamericano. En la academia estuvo como profesor de Política Petrolera de la Universidad Simón Bolívar.

Además escribió diversos ensayos sobre temas económicos y petroleros, y dejó un gran número de discursos en el Congreso Nacional que dan cuenta de su arraigado nacionalismo y de su consecuente adhesión al ideario político, petrolero, socio-económico y conservacionista de Juan Pablo Pérez Alfonzo, a quien profesaba una profunda admiración.

Arturo Hernández Grisanti estuvo casado con María Antonieta Sierra Cifuentes, de quien enviudó en 1985, y con quien tuvo tres hijos: María Carolina, Arturo José y Álvaro Francisco. Contrajo matrimonio en segundas nupcias con Graciela Riquezes Díaz, quien lo acompañó hasta el final de sus días.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog