Rojitos corruptos - Miedo a la verdad

Por Venezuela Real - 29 de Noviembre, 2008, 11:32, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

El Editorial
El Nacional
29 de noviembre de 2008

Esta semana, el Gobierno decidió seguir con el sainete del magnicidio, y los primeros en ser colocados en la lista de sospechosos son aquellas personalidades consideradas como enemigos del presidente Chávez. Esto no es sino el comienzo de una serie de venganzas que el mandatario nacional adelantará, en la misma medida en que su peso político se vaya desmoronando con el crecimiento paulatino de los sectores opositores en toda Venezuela, o con el fortalecimiento de las corrientes críticas bolivarianas, como ha sucedido en los últimos años.

No es verdad que el Presidente y su partido "pulverizaron" a nadie en estas elecciones, porque en aquellas entidades donde el oficialismo obtuvo mayoría, también se fortaleció el amplio frente opositor con el concurso de los independientes, de los críticos y disidentes del chavismo y de los partidos tradicionales o emergentes. Lo que Chávez no quiere que se sepa es que organizaciones como Acción Democrática y Copei, que él había proclamado como "cadáveres insepultos", pues revivieron; y otras como Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia, de reciente fundación, se robustecieron.

La ofensiva de Chávez contra los partidos, los medios de comunicación y los electos gobernadores y alcaldes, llevada a cabo a través de la Asamblea Nacional (la misma que, sin vergüenza alguna, emplea a la insaciable familia Flores), tiene dos objetivos estratégicos. El primero de ellos es tratar de ocultar las dimensiones de la derrota oficial.

Entre los derrotados por el voto popular están ex vicepresidentes y ex ministros de Chávez, sus verdaderos hombres de confianza. Pero todos mordieron el polvo, a pesar de las violaciones a las normas electorales, las inhabilitaciones de candidatos que podían ganar, de la campaña de insultos, de los chantajes y de las amenazas militares. Y perdieron también porque ni siquiera la inyección de esteroides que significó la repetida y fastidiosa presencia de Chávez en Miranda, en Carabobo, en el Táchira y el Zulia, los ayudó a superar su pésima administración.

En el Zulia, hermoso y corajudo pueblo, a Chávez le han dado desde hace años hasta con el tobo: no gana una y sale directo a la enfermería. De allí el odio contra los zulianos, que bien le han correspondido con repetidas palizas verdaderamente humillantes. Ya no haya qué hacer sino meter preso a Rosales, pero no se atreve él mismo por miedoso, así que manda a otros.

La segunda razón de esta algarabía del "magnicidio" es que los gobernadores y alcaldes rojos rojitos tendrán que rendir cuenta ante la opinión pública. ¿Qué guisos no se va a encontrar en esas gobernaciones y alcaldías? Desde hoy mismo los ciudadanos, constituidos en grupos civiles, deberían contratar auditorías independientes del contralor Rufián, sólo para tener información fiable y contable de las bandas mafiosas de los pimentones rojos rojitos. En esos informes aparecerá, encabezando la lista en Miraflores, el Comandante Pimentón.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog