El "no volverán" perdió su momento histórico

Por Venezuela Real - 30 de Noviembre, 2008, 8:23, Categoría: Política Nacional

Francisco Olivares
EL UNIVERSAL
30 de noviembre de 2008

El referendo del 2 de diciembre cambió el rumbo de la oposición
Las elecciones regionales significaron un avance significativo para la democracia
 
No sólo de números están compuestos los procesos eleccionarios, junto a ellos, hay que mirar de dónde se viene y a dónde se va. En tal sentido avalamos lo que muchos han interpretado en cuanto a que las elecciones del 23 de noviembre significaron un triunfo cualitativo para los sectores no oficialistas y un avance significativo para la democracia en su conjunto.
 
Si miramos el mapa electoral a partir del año 1999, cuando la oposición dominaba en varias gobernaciones y gozaba de una importante representación parlamentaria, podríamos decir que apenas se están recuperando espacios que una vez estuvieron en manos opositoras y que se perdieron en las regionales de 2004 y en las parlamentarias de 2005. Pero tal interpretación es incompleta si no se observa el proceso de los últimos diez años.
 
El país que nació en 1999 lo hizo sobre la crisis y el deterioro ético de los partidos políticos. El ascenso de la llamada antipolítica, que para entonces había sido promovida por notables, por figuras mediáticas, analistas y la izquierda radical, encontró a una sociedad que buscó el atajo de un "salvador", Hugo Chávez, quien resultó ser para el momento la figura más adecuada en el rol de esa antipolítica y su oferta revolucionaria.
 
No olvidemos que la radicalización del proceso vivido entre los años 2001 y 2005 que atravesó situaciones como las del 11A y el referendo de 2004, tuvo como protagonistas al Gobierno con todos sus aparatos represivos y grupos radicales armados; y por el otro, una dirigencia opositora disgregada en organizaciones sindicales, empresariales, asociaciones civiles, medios, ONG, militares disidentes y residuos de los partidos agrupados en 150 organizaciones que lograron reunirse en lo que fue la Coordinadora Democrática. Fue el período más emblemático de un proceso político dirigido por la antipolítica.
 
El abstencionismo que se impuso luego del reflujo que se produjo por las pérdidas de los movimientos de calle, llevó al fortalecimiento del gobierno de Hugo Chávez alimentado por la lluvia de petrodólares a pesar de una mala gestión y la corrupción de la élite. Acertadamente Chávez organizó al PSUV y aunque nació con los vicios de los viejos partidos, en contra de sus cálculos, abrió el juego político entre sus seguidores provocando la aparición de un chavismo crítico, que representa un importante sector que podría inclinar la balanza.
 
Definitivamente el referendo constitucional del 2 de diciembre de 2007, cambió el rumbo de la oposición y generó dos efectos: en primer lugar algunos partidos como UNT, Primero Justicia y otros factores lograron convencer a la gente que había que participar, se mejoraron las condiciones del CNE y el triunfo del NO devolvió la confianza en el voto. Debemos resaltar que no se trata de una concesión del Gobierno, sino del trabajo insistente que permitió mejorar las condiciones electorales, que si bien no son las idóneas y sus rectores no son ejemplo de imparcialidad, hay una gran diferencia con la situación de 2004. En segundo lugar ese hecho abrió nuevamente el camino a los partidos políticos y comienza a entenderse la necesidad del partido como instrumento de acción para el cambio. Estas instituciones se llenaron de gente joven y un nuevo liderazgo comenzó a abrirse paso. Las ONG regresaron a sus funciones cívicas, lo medios privados a su puesto en la información u opinión y en el lado del Gobierno nació la diversidad frente al líder único.
 
A pesar del ventajismo gubernamental, el descarado derroche de dinero para voltear resultados como en el municipio Sucre y los estados Zulia y Barinas, el 23N consolidó ese camino y un nuevo liderazgo organizado abre el juego democrático en Venezuela. El fenómeno afectará igualmente a las filas del chavismo. La disidencia ha dado un paso adelante en el proceso democratizador y casos como el de Henry Falcón y Julio César Reyes se repetirán.
 
La tarea prioritaria de los elegidos será gobernar con eficiencia, dejar de lado la politiquería y el conflicto inútil promovido desde las cúpulas y solucionar los problemas de la gente. Se impone una oposición organizada con un liderazgo que entiende el valor de la democracia, en tanto que el partido único tendrá que ceder ante la diversidad y el libre juego de las tendencias. El voto y el sentido de la democracia despejan la vía. El "No volverán" es una consigna que ya perdió su momento.
 


 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog