Gobierno allanó camino para propagar conflictos laborales

Por Venezuela Real - 1 de Diciembre, 2008, 8:55, Categoría: Política Nacional

Suhelis Tejero Puntes
EL UNIVERSAL
1º de diciembre de 2008


Casi 24% de los reclamos laborales ha culminado en conflictos
El sector automotor ha sido fuertemente impactado por los problemas que genera el paralelismo sindical

En 2007 se registró el mayor aumento en la legalización de las organizaciones sindicales de los últimos 15 años, cuando 32 nuevos sindicatos formalizaron su inscripción ante el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social.

A lo largo del año pasado el despacho laboral se esmeró en autorizar el funcionamiento de un sinnúmero de agrupaciones, especialmente de tendencia oficialista, para crear una estructura que facilitara la puesta en práctica de las ideas que el Ejecutivo perseguía con la reforma de la Constitución Nacional.

La reducción de la jornada laboral y la creación de los consejos de trabajadores al final no calaron y los cambios constitucionales se quedaron sólo en ganas, pero ya la armazón de resistencia sindical estaba formada.

Desde allí, la conflictividad en las fábricas del país ha iniciado un espiral ascendente que ha afectado la productividad de las empresas del sector privado, según han señalado en el pasado representantes de los gremios industriales.

La situación ha generado una multiplicación de las protestas en los últimos meses. De hecho, del total de pliegos interpuestos ante el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social casi 24% ha culminado en conflicto, de acuerdo a datos de ese despacho.

El número de protestas que terminan en huelga -o que tienen luz verde para hacerlo- ha crecido 13,6% en el último año al pasar de 88 pliegos conflictivos entre enero y agosto de 2007 hasta un total de 100 en el mismo periodo de este año.

Casos representativos

La situación más grave se ha presentado en el sector automotor con paralizaciones de operaciones y tomas de instalaciones constantes, no solamente por parte de los sindicatos oficialistas autorizados por el Gobierno en las ensambladoras, sino también en las autopartistas.


Es así como prácticamente toda la industria ha sido afectada por los conflictos laborales en el transcurso del último año.

En el caso de General Motors y Ford Motor, la existencia de la organización sindical Vencedores Socialistas ha propiciado situaciones problemáticas en el funcionamiento de esas industrias. Pero también el paralelismo sindical ha afectado a Toyota y ha llevado a la paralización a empresas de autopartes como Johnson Controls, Metalpress y Vivex, por citar los casos más importantes.

Firestone también enfrentó la toma de las instalaciones donde funciona la fábrica por parte de un grupo de trabajadores, situación que obedecía a una pugna entre el sindicato tradicional y el oficialista de la empresa, lo que se resolvió con un referendo sindical para determinar cuál era la organización más representativa en la cauchera.

En el sector de alimentos también se han presentado estas situaciones desde el año pasado, con sus expresiones principales en Empresas Polar y Snacks América Latina Venezuela.

Un oficialismo dividido Para algunos analistas del tema laboral, el avance del paralelismo sindical -que tomó fuerza durante la gestión del ex ministro del área José Ramón Rivero- era una tendencia que no solo se debe a la autorización indiscriminada de nuevos sindicatos por parte del Gobierno, sino también al malestar existente entre los trabajadores porque no se sienten representados por los sindicatos tradicionales.

En este sentido, el profesor de Derecho Laboral de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Juan Carlos Pro-Rísquez, indicó en la presentación "Conflictos colectivos de trabajo y nacionalización" que el origen del paralelismo surgió de un desencanto generalizado entre los trabajadores, especialmente los obreros, por la acción de sindicatos parcializados en el pasado con los patronos y por un divorcio entre la realidad de las empresas y la de sus trabajadores.

Si bien el actual ministro del Trabajo y Seguridad Social, Roberto Hernández, fue designado en ese cargo para acabar con esta situación y lograr la unidad del movimiento sindical, todavía no ha logrado ese mandato presidencial.

Los conflictos en las fábricas no sólo se mantienen sino que van en incremento y, además, el panorama lo adorna una cúpula sindical debilitada, tanto la de tendencia oficialista como la opositora. Todavía el chavismo no tiene una federación sindical, pese a los intentos con la Unión Nacional de Trabajadores (Únete) -que terminó dividida-y a la fallida creación de la Central Socialista de Trabajadores. Por su parte, la opositora Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) nunca logró recuperar el terreno perdido entre los trabajadores tras su apoyo al paro petrolero que se desarrolló entre 2002 y 2003.


 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog