Primera lectura del 23-N

Por Venezuela Real - 1 de Diciembre, 2008, 10:09, Categoría: Política Nacional

ARMANDO DURÁN
El Nacional
01 de diciembre de 2008

Desde la misma madrugada del pasado 24 de noviembre, Hugo Chávez dedica todas sus energías a demostrarle a su gente y al mundo que su partido obtuvo una gran victoria en las elecciones del domingo. Todos sabemos que no fue así. De dos gobernaciones que había conseguido en octubre del 2004, la oposición se alzó esta vez con cinco, incluyendo Miranda. Conquistó, además, la Alcaldía Metropolitana de Caracas, recuperó la de Maracaibo y derrotó al chavismo en el municipio Sucre, uno de sus bastiones naturales. Un durísimo revés político para Hugo Chávez. Ahora bien, tampoco puede decirse que la oposición haya alcanzado un triunfo memorable. No sólo ha conservado Chávez su relativa mayoría, sino que las victorias opositoras en las gobernaciones no han significado victorias paralelas a escala municipal. Ni siquiera en el Zulia, donde Manuel Rosales ha reafirmado su arraigo popular, pudo Un Nuevo Tiempo ganar la mayoría de las alcaldías. Hasta en San Francisco el candidato de Rosales fue derrotado. Lo mismo ocurrió en Carabobo. Incluso la decisiva Alcaldía de Valencia fue a parar a manos del oficialismo. Un fenómeno que debe tenerse muy en cuenta para las municipales del año que viene y, sobre todo, para las parlamentarias de 2010.
 
Esta realidad, sin embargo, no es el rasgo más desalentador de esta última experiencia electoral. En mi columna de la semana pasada señalábamos el temor de que "en lugar de saldar con el voto la honda brecha que divide a los venezolanos en dos grupos al parecer irreconciliables (efecto balsámico de cualquier elección en tiempos de normalidad democrática), el próximo lunes Venezuela amanecerá tan fracturada en dos mitades como antes". Lamentablemente, los hechos me han dado la razón. En lugar de aprovechar la buena y conveniente disposición de la oposición a coordinar sus acciones de gobierno regional y municipal con Miraflores, Chávez arremetió contra ellos de inmediato.
 
Fascistas, golpistas, pitiyanquis, los ha llamado a todos. Y declaró que los vigilaría muy de cerca, como si sus triunfos no fueran legítima expresión de la soberanía popular. De ahí la probable salida del aire de la señal de Globovisión y de ahí también la luz verde que le dio el PSUV a sus militantes para acosar a sus adversarios electos, que ahora vuelven a ser para él enemigos acérrimos al servicio del imperio y la reacción. Una estrategia que Iris Valera se encargó de definir sin el menor disimulo en San Cristóbal: No los dejaremos gobernar.
 
Las declaraciones formuladas por el ministro Alí Rodríguez Araque el pasado jueves sobre las finanzas públicas no dejan lugar a ninguna duda sobre otra vertiente de esta campaña antidemocrática del oficialismo. El proyecto de presupuesto para 2009 que acaba de presentar el Ejecutivo a la Asamblea Nacional no será modificado por ahora, sostuvo el ministro de Finanzas, sino durante el primer trimestre del año que viene, cuando se tenga una visión más clara de la hondura de la crisis financiera que ha colocado a las economías del primer mundo al borde del colapso. En todo caso, los recursos del Fondene le permitirán al Gobierno sobrellevar la crisis, aunque con serias limitaciones que prefirió no mencionar. Rodríguez Araque siempre se ha mostrado crítico del capitalismo de Estado como fundamento de una sociedad verdaderamente socialista y siempre ha sido partidario de una política de austeridad en el gasto público como respuesta económica y ética al consumismo y al despilfarro típicos de las economías capitalistas, pero en esta ocasión nada ha dicho de estos dos males que carcomen las entrañas del régimen, ni por cuánto tiempo tendrá el Ejecutivo que apretarse el cinturón para hacerle frente a la drástica reducción de esos inmensos ingresos petroleros que le han permitido a Chávez adelantar su grosera distribución de peces y panes orientada a la compra de conciencias y complicidades dentro y fuera de Venezuela.
 
Tampoco se refirió a cómo serían afectados en esa modificación del presupuesto los recursos previstos para gobernaciones y alcaldías, pero una cosa sí parece segura. Al acoso político que a partir del primer boletín del CNE ordenó desencadenar Chávez contra sus "enemigos", la circunstancia financiera le servirá de coartada para suprimirle a esas gobernaciones y alcaldías en manos de la oposición los recursos que constitucionalmente les corresponden y que por supuesto necesitan para subsistir y cumplir sus funciones.
 
Por ahora, y sólo por ahora, esa es la primera lectura que debemos hacer de lo ocurrido el 23 de noviembre.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog