Globovisión

Por Venezuela Real - 2 de Diciembre, 2008, 9:47, Categoría: Libertad de Expresión

ROGER SANTODOMINGO
TalCual
02 de diciembre de 2008

Que la ley sólo existe para pobres y pendejos es una triste frase que ha descrito por años la realidad del Estado de Derecho en la democracia venezolana. Sin embargo, a este blanco del aparato represivo del sistema se ha venido a sumar en los últimos años todo aquel que incomode los planes del Comandante Ponzoñita. La determinación de este siguió a la orden expresa de cerrar Globovisión a como dé lugar. Culpa a la estación de las derrotas en Miranda y Caracas, su principal área de influencia. Un obstáculo al que deberá sobreponerse para arreciar en la campaña por la reelección indefinida. Será, además, una factura a la cuenta de Alberto Federico Ravell, considerado un poderoso operador político de la oposición. No se trata de la ley o la justicia sino de política cruda y pura.

La insidiosa persecución contra la planta televisiva Globovisión, a la cual se le han montado dos expedientes halados por los cabellos mediante la grosera aplicación de la Ley Mordaza –la que mueve los resortes de la censura contra los medios radioeléctricos en todo el país–, contrasta de modo notable con la total impunidad con la que se trata a Venezolana de Televisión.

Tan sólo el fin de semana, el inefable Alberto Nolia utilizaba el canal del Estado para violar la ley, al publicar supuesta correspondencia privada entre el alcalde metropolitano Antonio Ledezma y el diplomático Diego Arria, además de una conversación telefónica entre el cónsul colombiano en Maracaibo y un asesor del gobierno de Uribe. Ambos hechos ilegales y penados con prisión por la ley que se han vuelto práctica frecuente de los directivos del canal 8 y que no son sólo aceptados, sino aupados por el primer mandatario nacional.

El Presidente piensa que él mismo puede obrar con impunidad, al cierre de RCTV vino una alta factura en popularidad que explica parte del fracaso del referendo constitucional. La posición política de Ponzoñita es frágil y prefiere atacar antes de que lo ataquen. Sin embargo, un año después de quitarle la señal abierta a RCTV, sus niveles de aprobación se recuperaron. Cierto que no logró transferirlos en votos a todos sus candidatos regionales, pero, su posición política, puesta en perspectiva frente a los efectos que tendrá la crisis económica del año próximo, lo obliga a pisar el acelerador y radicalizar sus posturas para conquistar su objetivo de permanecer por siempre en el poder. La enmienda constitucional es una prioridad que debe lograr antes de que las gobernaciones de Lara y Monagas empiecen a contarse más del lado de la oposición que del suyo y antes de que la escasez, el agotamiento de las arcas que nutren el clientelismo se vean debilitadas.

Por eso ataca a Globovisión. Chávez necesita un enemigo feroz y desarmado. La campaña Vamos con todo no ha terminado. Mientras la oposición se alinea para defender su buque emblema, un canal sin telenovelas, él hará campaña por los corazones de los chavistas que el 23 de noviembre le negaron su voto a sus candidatos. El país podrá desmoronarse, el aparato productivo pulverizarse, la delincuencia arreciar, pero el Comandante Ponzoñita repartirá su ponzoña hasta que logre su objetivo o hasta que se le propine una derrota aplastante. Para ello la oposición necesitará no sólo mucha suerte, sino una unidad en su comunicación y una unidad política de la que careció en la pasada campaña. La lección con los errores y aciertos del 23N está allí, como un libro abierto.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog