El tubazo de Manuel

Por Venezuela Real - 3 de Diciembre, 2008, 13:00, Categoría: Política Nacional

Omar Pérez
Ultimas Noticias
03 de diciembre de 2008

La comparecencia de Manuel Rosales a la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional puso de manifiesto que esa institución no puede reemplazar a los organismos judiciales y mucho menos a los cuerpos de policía, por muy mal que funcionen, porque se exponen, como lo demostró el hoy alcalde de Maracaibo, a esa ridiculez en que se convirtió su interpelación, pues, sin que me quede nada por dentro, como solía decir mi recordado amigo y colega Carlos González, éste les dio un baño de totumita. El Parlamento no es para sacrificar con noticias de periódicos la reputación de ningún compatriota y menos cuando ese compatriota, en un proceso manejado por el régimen con las mayores ventajas imaginadas y el añadido del Jefe del Estado que se trasladó al Zulia para hacerlo víctima de los peores insultos que se hayan visto en la historia electoral del país, fue distinguido con la confianza de la mayor parte del conglomerado de ese Estado.

Por cierto que, a raíz de la comedia que se vio por la TV, cuando a Manuel le cortaban el audio cada vez que debía hacer uso de la palabra para defenderse, ha comenzado a circular por Internet el chiste según el cual Chávez, tal como lo hizo Disney, se mandó a congelar después de 2012 para regresar unos años después, en el 2200, a enderezar las cosas en Venezuela.

Los especialistas de la época lo despertaron y le recomendaron que regresara de incógnito para que se cerciorase de cómo estaban marchando las cosas en el país. Y en efecto, así lo hizo.

Salió de un avión comercial en el que viajó hasta Maiquetía y tomó un taxi para trasladarse a Caracas. La visión de la ciudad lo maravillaba... Enormes avenidas, bordeadas de hermosos y frondosos árboles; lagos artificiales surcados por vistosas lanchas, edificios aerodinámicos, teleféricos que se cruzaban de uno a otro extremo, calles amplias y limpias, un paraíso.

Así, de sorpresa en sorpresa, llegó al palacio magnífico en que se había convertido la ranchería de La Casona. Y se quedó sin articular palabra –algo increíble en él– cuando echó mano al bolsillo para pagar la carrera.

–¿Cuánto te debo? –preguntó al conductor.

Y éste, sin siquiera voltear la cabeza, le metió aquel strike: –¡Doscientos Rosales!, maestro.

Periodista 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog