Carros usados se venden hasta por el doble de los nuevos

Por Venezuela Real - 4 de Diciembre, 2008, 14:32, Categoría: Economía

JESÚS HURTADO HILNIHARBI BORREGALES
El Mundo
04 de diciembre de 2008

Autos de segunda mano ya no son una alternativa: sin parámetros que regulen la compra-venta y ante la escasa oferta de vehículos nuevos, algunos modelos exhiben precios que sobrepasan en 100% su valor de agencia

Caracas. Tras enterarse de que debía esperar al menos seis meses para hacerse la feliz propietaria de un Chevrolet Spark, Mariela Sánchez decidió echar un vistazo al mercado secundario en un intento por adquirir lo más pronto posible el automóvil que le permitiera atender con prontitud los requerimientos de su recién nacida hija.

Su sorpresa fue mayúscula cuando al indagar los precios en una conocida página web dedicada a la exhibición de vehículos de segunda mano, comprobó que el sub-compacto de la marca del corbatín, que buscaba, se cotizaba en 45.000 bolívares fuertes, 60% por encima del precio sugerido de Bs. 28.000 para este modelo.

El caso es apenas una pequeña muestra de la confusión que reina en el mercado automotor venezolano en los últimos años, un hecho que se acentuó con la entrada en vigencia de la nueva política sectorial en enero de este año, que ha provocado un drástico retroceso de más de 40% en la venta de autos nuevos en el país, amén de una caída del ensamblaje nacional cercana a 50%.

"Ante la escasa oferta de autos nuevos, es lógico que los carros de segunda mano se revaloricen.

Aunque no se trata de una situación nueva, estamos observando una verdadera especulación con los precios de los vehículos usados", afirmó un alto representante de una ensambladora de origen asiático que prefirió el anonimato.

En este mismo orden, Juan Montilla, gerente de mercadeo de General Motors Venezolana (GMV), la mayor ensambladora y comercializadora del país, aseguró que el desequilibrio entre la oferta y la demanda obliga a muchos compradores a sucumbir ante un auto usado como medida de prevenir la erosión de su capital.

"Ello a pesar del alto precio que deben pagar, y de no estar favorecidos con el crédito bancario, que se ha reducido", dice Montilla, a lo cual se debe agregar que los préstamos para este tipo de autos cobran la tasa más alta del mercado.

Una distorsión adicional actúa en favor del carro como inversión: mientras que en cualquier país del mundo un auto pierde entre 15% y 20% de su valor apenas sale del concesionario, en Venezuela la situación es totalmente inversa, con el agravante de que ante la sequía de carros nuevos, algunos modelos de reciente data se comercializan hasta por el doble del precio de agencia.

No menos estimulante para el aumento de los carros de segunda es la incertidumbre que domina el futuro de economía nacional. Tomando en cuenta la opinión de expertos sobre una posible devaluación del bolívar, quienes cuentan con fondos suficientes para adquirir un vehículo prefieren pagar el sobreprecio que exigen los revendedores, antes de inscribirse en una lista de espera para comprar un bien cuyo precio final puede incrementarse de manera sustancial el próximo año.

¿Y QUIÉN NOS PROTEGE?

"Esto es una consecuencia lógica de la aplicación de una política errada, que al desestimular la manufactura nacional y reducir la oferta de autos importados, crea distorsiones en el mercado secundario que afectan directamente al consumidor", afirma Raúl Álvarez, experto en el tema automotriz y director de la publicación especializada "La Guía del Motor".

Para Álvarez la situación es más compleja de lo que parece. Por una parte asegura que al no vislumbrarse una mejora de la oferta, el costo de los usados seguirá incrementándose. Afirma que es imposible poner un freno a la usura sin la participación directa del Gobierno "que debe atender las denuncias de los usuarios respecto al sobreprecio e investigar a la empresa que supuestamente es la fuente de la especulación". Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), Roberto León Parilli, prefiere hablar de usura y no de especulación, toda vez que no existe un parámetro que permita fijar el precio de los autos usados.

Argumenta que el precio sugerido por los concesionarios para los cero kilómetro es sólo una referencia, y si éste se incrementa también se eleva el monto pedido por los dueños al momento de la reventa.

Destaca que en lo que va de año, Anauco ha recibido más de mil quejas relacionadas con carros usados, paso que apenas sirve de mecanismo facilitador y apoyo para que la denuncia ante el Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), pueda sancionarla irregularidad como único en te con la facultad de hacerlo.

NEGOCIO REDONDO

En apoyo de la tesis de León Parilli respecto a que no existen parámetros que regulen el precio de los usados, Raúl Álvarez recuerda que al tratarse de un mercado dominado por particulares, no es posible establecer una reglamentación, por lo que las páginas web y periódicos constituyen la referencia a tomar en cuenta.

En este sentido, voceros del Gobierno han expresado que dichas publicaciones estimulan el aumento de precio de los autos usados, pues son la vitrina por excelencia utilizada por vendedores inescrupulosos que adquieren los carros con la única intención de hacer un jugoso negocio. Ciertamente, el comercio de autos "con poco kilometraje" se ha convertido en un filón comercial de excelentes rendimientos para cientos de venezolanos, dada la casi total extinción de las empresas especializadas en la compraventa, y donde más de 95% de las transacciones son realizadas por personas naturales.

Para muestra un botón: el precio sugerido de un Toyota Corolla GLi 2009 -modelo que salió al mercado mes y medio atrás- es de Bs.F 86.000, mientras que el monto establecido por el vendedor en un conocido sitio web es Bs.F 150.000. Es decir, en apenas un mes el propietario se embolsilla 75% más de lo que invirtió en la compra, monto que a todas luces excede los parámetros de una ganancia sin visos de usura.

Situaciones como ésta, entre muchas otras irregularidades, han llevado -no sin pocos detractoresal diputado a Asamblea Nacional, Elvis Amoroso, a proponer la sanción de una ley que prohiba la re- venta de un auto antes de un año después de adquirido, so pena de cancelar previamente un impuesto adicional que pudiera ser de hasta 50% del valor del bien.

ABRIR EL MERCADO

"El bien más costoso es el que no se consigue", afirma León Parilli, quien añade que la única solución para colmar la demanda insatisfecha estimada en más de 300.000 autosy frenar la usura, es permitir el flujo constante de dólares a la industria ensambladora, generar seguridad jurídica para estimular las inversiones y abrir las importaciones.

Por su parte, Álvarez afirma que sólo permitiendo que la oferta se adecue a la demanda es posible acabar con el mercado especulativo tanto de autos nuevos como usados, y devolver la normalidad a un sector que tradicionalmente ha generado cerca de 5% del Producto Interno Bruto (PIB), pero que este año verá caer en 50% su aporte a la economía nacional.

 LAS CIFRAS
Unidades 280.000
Estimación de ventas de autos nuevos para este año
 Descenso
43%
es klka caída experimentada por el mercado en 2009 en comparación con 2008.


Vehículos
300.000
es la estimación de demanda represada
Tiempo
3 a 6 meses
es el período de espera por un auto nuevo.



 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog