Merma de ingresos condiciona avance del modelo socialista

Por Venezuela Real - 5 de Diciembre, 2008, 9:17, Categoría: Economía

Suhelis Tejero Puntes / Mayela Armas H.
EL UNIVERSAL
05 de diciembre de 2008


El peso financiero del esquema productivo propuesto está del lado del Estado

El boom de ingresos que se comenzó a registrar hace cuatro años le permitió a Hugo Chávez plantear de manera más firme su modelo productivo socialista sustentado en el gasto público. Pero la crisis mundial de los últimos meses comienza a tener efectos en el fisco y una menor cantidad de recursos limitaría el avance de ese esquema.

Las señales de recesión de la economía mundial y la menor demanda de energía han impactado en el comportamiento de los precios del crudo, que desde el pasado mes de julio han registrado una caída de más de 60%, y esa situación empieza a generar preocupación en el seno del Ejecutivo Nacional.

Para el próximo año se contempla un gasto de 77 millardos de dólares con un precio del petróleo promedio de 60 dólares; sin embargo, la cesta local el pasado mes de noviembre registró un promedio de 44 dólares, de manera que un barril menor a 60 dólares obliga a una revisión.

Para el año 2006 (período de crecimiento del gasto) el presupuesto alcanzó los 60 millardos de dólares y el crudo promediaba los 56 dólares, por lo tanto un valor inferior a 60 dólares implicaría una diferencia de más de 15 millardos de dólares.

La asignación de 2009 se rige por el principio de austeridad y una disminución en los ingresos impulsa más revisiones. El ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez Araque, señaló que ya se analizan escenarios ante los impactos que genera la crisis, pero apuntó que aún no se darán detalles.

Medidas esperadas

La evaluación en el manejo del gasto sólo sería uno de los muchos aspectos a revisar, el Gobierno tendría que realizar otros ajustes que se extienden a las importaciones. Las autoridades ya han señalado el establecimiento de un presupuesto de divisas con el fin de sincerar las compras en el exterior a los requerimientos de la economía, y analistas no descartan una revisión del cupo de divisas.

Los ajustes se complementarían con la búsqueda de ingresos para lo cual aseguran analistas se recurrirá a todas las fuentes. El titular de las finanzas públicas dijo en días pasados que en caso extremo se usaría el Fonden para cubrir el gasto y mantener así el funcionamiento del Estado.

Mediante los esquemas especiales, el Ejecutivo Nacional podría disponer de más de 30 millardos de dólares, pues aunado al Fonden se cuenta con el Fondo con China, el Fondo Miranda, el Fondo Simón Bolívar, el Fondo Alán y otros esquemas que reciben los reintegros de recursos no ejecutados.

Al uso de los fondos se añadirían los ajustes en los impuestos. Las autoridades oficiales han señalado que se que requiere de un sistema tributario fuerte, y la Asamblea prepara un estudio para reformar la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que implicaría una revisión de las exenciones del tributo, manteniendo las de alimentos y bienes básicos.

Analistas señalan que adicionalmente se tendría previsto la aplicación de otros tributos y luego un ajuste en la tasa cambiaria con el objetivo de tener más ingresos petroleros.

Estado todopoderoso

En los últimos años, bajo la concepción de una transición ortodoxa hacia el socialismo en la que el Estado centraliza el poder para luego otorgárselo a las comunidades organizadas, el Gobierno ha ocupado un espacio que tradicionalmente pertenecía al sector privado.

Es así como el Estado asumió una oleada de estatizaciones con el objetivo de controlar sectores que considera estratégicos. La temporada de expropiaciones se inició con la intención de recuperar industrias que no reiniciaron operaciones tras el paro petrolero que culminó en 2003.

Luego el movimiento se trasladó hacia grandes empresas operativas, luego de enfrentar serias dificultades para recuperar la productividad de industrias bajo el esquema de la cogestión. De allí que desde el año pasado se han desarrollado nacionalizaciones de empresas como Sidor, Cantv, las cementeras y el Banco de Venezuela, entre los casos más resaltantes.

Ni se ha concretado el pago de la indemnización en varias de las empresas que fueron estatizadas en la última oleada, ni las fábricas expropiadas con antelación registran ganancias.

Ello implica un gasto que el Gobierno debe asumir con la complicación que se avecina a una fuerte merma en los ingresos fiscales, lo que dificultará el sostenimiento de las industrias que pasaron a manos del Estado en los últimos años.

El modelo productivo que plantea el Gobierno hace su énfasis en las Empresas de Producción Social, y esa es la fórmula con la que espera llegar al Socialismo del Siglo XXI.

En la asignación presupuestaria que se definió para el año 2009, 66% de los créditos están previstos para el modelo productivo socialista.

No obstante, la centralización del sector productivo en empresas de propiedad estatal puede generar una problemática a la hora de sostenerlas financieramente, tanto sus operaciones como la nómina que el Estado ha tenido que asumir con las diferentes estatizaciones.

Pero el riesgo no queda allí. Algunas empresas locales ya han comenzado a sufrir los embates de la crisis financiera y al estrechamiento en las posibilidad de financiamiento externo.

De hecho, hace poco representantes del Ejecutivo nacional puntualizaron que tres centrales azucareros debieron ser auxiliados por el Estado para evitar una ola de desabastecimiento del producto.

Si bien el movimiento resulta en el otorgamiento de un préstamo gubernamental, son recursos que deben orientarse a planes que no estaban pautados.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog