Chávez afronta enmienda con caída en popularidad y en precio del crudo

Por Venezuela Real - 8 de Diciembre, 2008, 8:42, Categoría: Política Nacional


ANDRÉS ROJAS JIMÉNEZ
El Nacional
08 de diciembre de 2008

ENERGÍA Cotización del barril venezolano ha disminuido 65% en dos meses
Los procesos electorales de los últimos cuatro años se desarrollaron en etapa de bonanza petrolera

Desde que Hugo Chávez está en el poder, por primera vez se presenta una situación electoral en la cual convergen de manera simultánea una caída en los precios del petróleo y una baja en la popularidad del Presidente de la República.

Ese es el escenario con el cual se anuncia la propuesta de enmienda de la Constitución para aprobar la reelección del jefe del Estado, que -de acuerdo con la posición política- recibe el calificativo de indefinida, continua o eterna.

El primer mandatario desestima la situación que afronta el mercado de hidrocarburos.
El precio del petróleo dejó de ser vital para nosotros , asegura Chávez.

El Presidente recuerda que en 1999, cuando asumió el cargo, se enfrentó a una crisis económica marcada por un precio del crudo inferior a 10 dólares por barril; y aún así, promovió 3 procesos electorales: en abril se realizó un referéndum para convocar una Asamblea Constituyente, en julio se escogieron los miembros de ese cuerpo, que redactaron la propuesta de Constitución, y en diciembre, se aprobó la carta magna.

En ese momento, el precio del crudo había alcanzado un mínimo, pero a mediados de 1999 comenzó a subir; mientras, el nivel de popularidad de Chávez alcanzó récord nunca visto para un Presidente durante su primer año de Gobierno. Las encuestas que realizó la empresa Datanálisis ese año le daban un apoyo por encima de 90% y nunca estuvo por debajo de 80%.

En la actualidad se presenta un escenario diferente porque ambos indicadores muestran tendencia a la baja: el precio del petróleo comenzó a caer de manera acelerada a principios de octubre -una disminución de 65% en sólo 2 meses-, y el barril se vende en 35 dólares, cuando hasta septiembre se hicieron contratos por montos próximos o superiores a 100 dólares.

Los pronósticos no indican que esa tendencia pueda revertirse durante el primer semestre de 2009, aunque el Gobierno apuesta a las decisiones de recorte de producción que tome la OPEP para frenar la caída y volver al alza.

En el caso de la popularidad, nunca más volvió a ser como la de 1999. Datanálisis indica que a mediados de 2006 subió a 75,4%, pero bajó a 51,8% a principios de noviembre de 2007, antes del referéndum del 2 de diciembre de 2007. El sondeo hecho antes de las pasadas elecciones regionales colocaban los aplausos en 56%, con tendencia nuevamente a la baja y con el agravante que el primer mandatario tiene un nivel de desconfianza de 50%.

Los dos ligaditos. En 2000, ya con la Constitución Bolivariana en vigencia, se anunciaron para el 28 de mayo las llamadas megaelecciones, nombre que se le dio debido al mandato del presidente Chávez de elegir en un solo día a todas las autoridades oficiales del país, desde el Jefe de Estado hasta las juntas parroquiales.

Debido a su complejidad, esas votaciones fueron postergadas por dos meses, en el caso de las autoridades nacionales y regionales; y por seis meses, para concejales y miembros parroquiales.

En ese momento, el precio de la cesta venezolana de crudo se había más que duplicado: ya superaba los 25 dólares por barril, con lo cual alcanzaba una cotización que no se veía desde principios de la década de los noventa.

La postergación de las megaelecciones le costó al Presidente unos puntos de popularidad, cayó a 55,9%, pero rápidamente retomó la campaña electoral por los siguientes dos meses, revirtió la caída y fue reelecto a fines de julio de 2000, con el esquema de seis años que establece la Constitución Bolivariana.

En 2001 y 2002, el precio promedio del crudo no logró colocarse por encima de 23 dólares, e incluso hubo momentos en que estuvo por debajo de 20 dólares, sobre todo después de los ataques terroristas en Nueva York, que originaron una desaceleración en la economía de Estados Unidos y un menor consumo de petróleo.

De igual manera, la popularidad de Chávez disminuyó al mínimo de 32% en junio de 2002, pero en ese momento no hubo convocatoria a elecciones que pudieran medir la fuerza entre Gobierno y oposición.

Esa caída dio paso a constantes protestas que tuvieron dos momentos clave: abril de 2002, cuando un grupo de militares le pidió la renuncia al presidente Chávez; y diciembre de ese año, cuando Fedecámaras, la CTV y trabajadores de Pdvsa convocaron a un paro laboral y petrolero, que se prolongó por dos meses y culminó a fines de enero de 2003.

A partir de 2004, los precios del petróleo y la popularidad del presidente Chávez repuntaron: la cotización del crudo cruzó la barrera de los 30 dólares y la aceptación del mandatario se colocó cerca de 60%. En agosto de ese año, la oposición no logró la revocatoria del mandato del Presidente.

Entre 2005 y 2008, la cotización de la cesta venezolana se caracterizó por marcar récord ascendente, hasta mediados de julio de este año, cuando alcanzó el máximo histórico de 126,46 dólares por barril y el promedio anual de 104 dólares.

Cadena

¡Uf!, $ 80 más que suficiente

El proyecto de presupuesto público para 2009 se elaboró asumiendo como indicador un precio promedio de la cesta venezolana de crudos de 60 dólares por barril porque tanto en el Gobierno como en Pdvsa se preveía que se mantendría entre 90 y 100 dólares. Sin embargo, ante la realidad de la caída de los precios, el ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez Araque, justificó el indicador señalado en el plan fiscal con el argumento de que serviría para sincerar las cuentas públicas y evitar el uso de los créditos adicionales. No obstante, en el Gobierno se reconoce que 60 dólares no alcanzan para la revolución bolivariana. "Con que el petróleo se estabilice entre 80 o 90 dólares, ¡uf!, más que suficiente para el proyecto socialista venezolano", ha señalado el presidente Hugo Chávez, al defender los planes de la OPEP de recortar la producción para propiciar un alza en los precios. Más allá de los planes y del desiderátum del jefe del Estado, el mercado indica que el precio promedio de la cesta venezolana se coloca el último trimestre de este año por debajo de la previsión hecha para 2009, y los pronósticos más optimistas señalan un precio de 48 dólares por barril, 20% por debajo del valor que se utilizó para el presupuesto del próximo año.

 
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog