Bajos inventarios ponen en riesgo abastecimiento de alimentos en 2009

Por Venezuela Real - 9 de Diciembre, 2008, 8:15, Categoría: Economía

KATIUSKA HERNÁNDEZ
El Nacional
09 de diciembre de 2008

BALANCE Prevén caída de 7% en el consumo y de 10% en el ingreso de la población
Datanálisis indica que la escasez de productos con precios regulados se calcula en 13%, luego de estar en 33%, en enero

El abastecimiento de alimentos con precios regulados ha mejorado sustancialmente en comparación con enero de este año. El estudio de Datanálisis realizado sobre la base del monitoreo a 60 establecimientos de la Gran Caracas, reveló que 13% de los productos controlados siguen ausentes en los anaqueles de los supermercados, cadenas independientes, abastos, bodegas de Mercal y otros comercios.

La escasez más grave se registró en el caso del café molido, que según Datanálisis no se consigue en 41,7% de los establecimientos visitados, al igual que azúcar, con 33,3% de falla. En contraste, productos como la leche en polvo, en sobre, que había desaparecido de 75% de los supermercados y comercios de víveres en el primer trimestre de este año, ahora se consigue con más frecuencia y sólo registra un índice de desabastecimiento de 26,7%.

Los establecimientos con mayor índice de desabastecimiento son: Mercal con 43,5%, abastos con 29,8%, supermercados independientes con 12,8% y cadenas de supermercados con 4,2%. En la economía informal la escasez es de 3,9%.

En enero de este año el índice de escasez era de 33%; la reducción a 13% reportada al cierre de noviembre se debió, según Luis Vicente León, director de la empresa, a la decisión del Gobierno de aumentar los precios de la mayoría de los productos sometidos a control, y a la exclusión de la regulación de algunos artículos.

Entre enero y agosto, el Ejecutivo anunció que quedarían sin control de precios la avena, el atún, el pernil, la chuleta, la sal, los huevos, la leche de larga duración y la mortadela.

Además, León destaca que Cadivi elevó en más de 107% la asignación de divisas para las importaciones de insumos y alimentos terminados.

En un hilo.

No obstante, advierte que la mejoría en el abastecimiento pende de un hilo, porque no se han atacado los factores de fondo que generan una caída de disponibilidad de productos. León sostiene que si el Gobierno continúa con la estrategia de revisar frecuentemente los precios de los alimentos y reconocer el alza de la inflación y otros costos de producción, las empresas tendrán una garantía para elevar el suministro.

Pero si por el contrario se recrudece la política de precios y no se aprueban nuevos incrementos, la escasez puede aumentar aún más, nuevamente.

Las empresas, agregó, temen un recorte en la asignación de divisas, lo que puede restringir las importaciones de materia prima y productos terminados relacionados con la producción de alimentos.

Alertó que aunque actualmente hay más productos en los anaqueles, las empresas de producción y suministro de alimentos no cuentan con suficiente inventario de reserva, a causa del temor a las sanciones por parte de organismos como el Indepabis y la Superintendencia de Silos, que penan el mínimo almacenamiento de productos.

También afecta la discrecionalidad de algunos funcionarios a la hora de aplicar leyes como la de Defensa de las Personas en Acceso a los Bienes y Servicios, y la de Seguridad y Soberanía Agroalimentaria, para sancionar y penar el almacenamiento de alimentos como si fuera acaparamiento.

No importa el precio.

La investigación de Datanálisis también reveló que la mayoría de los consumidores están más preocupados por la disponibilidad de productos que por los precios que van a pagar. Cuando no se conseguían, los venezolanos optaron por comprarlos en abastos y mercados de buhoneros donde precios son, en promedio, 28% más elevados que la regulación establecida en Gaceta Oficial. Entre enero y marzo se llegó a pagar por los productos de la cesta básica hasta 50% más que los precios controlados.

La percepción de la población sobre el desabastecimiento esta divida: 40,4% cree que el control de precios es la causa de la escasez de productos, mientras que 40,8% opina que esta medida ayuda a garantizar la disponibilidad de los alimentos a bajos precios. En un universo de 800 personas encuestadas, 41,2% responsabiliza directamente al Gobierno de la falta de productos, frente a 34,5% que atribuye este problema al sector privado. León destacó que para la mayoría la solución radica en que ambos sectores público y empresas de alimentos se pongan de acuerdo.

Y en 2009.

El director de Datanálisis señaló que por el ambiente electoral no se prevé una caída del consumo por lo menos en el primer trimestre del año 2009. No obstante, advierte que la visión a mediano y largo plazo es que la demanda de alimentos retroceda entre 7% y 8% el próximo año, al igual que el ingreso real de la población, que podría caer 10% debido a la inflación, que seguirá por encima de 35% y afectará el poder de compra.

En promedio, una familia venezolana depende de un ingreso mensual nominal de 2.500 bolívares fuertes, pero cuando se descuenta el alza de la inflación ese ingreso baja a 1.600 bolívares fuertes.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog