Armando León: "La inflación mitigó el efecto positivo de la reconversión"

Por Venezuela Real - 10 de Diciembre, 2008, 12:27, Categoría: Economía

AHIANA FIGUEROA
El Nacional
10 de diciembre de 2008

Entrevista » Armando León
Para el integrante del directorio del BCV, varios factores atentaron contra el éxito del bolívar fuerte en el mercado monetario, entre ellos el desabastecimiento de productos alimenticios. Indicó que la circulación de las dos monedas deberá durar seis meses más

A casi un año de implementada la reconversión monetaria surgen las interrogantes sobre por qué este proceso económico no logró el objetivo propuesto: disminuir los niveles de inflación, que durante los primeros 11 meses de este año alcanzó una tasa de 27,6%; más del doble de lo establecido en el presupuesto para el ejercicio fiscal 2008, de 11%.. A juicio del director del Banco Central de Venezuela, Armando León, varios factores atentaron contra el éxito de la reconversión monetaria, entre ellos el desabastecimiento. "Desde el último trimestre de 2007 hubo un repunte muy fuerte de las presiones inflacionarias, una de las principales fue la escasez.

El mayor problema fue no sólo la ausencia cierta del producto sino también la angustia y la expectativa que se produce alrededor de otros rubros de la cesta de alimentos, lo que produjo presiones inflacionarias adicionales durante los primeros cuatro meses de 2008". Explicó que en el caso de los alimentos, los altos precios internacionales "fueron demoledores" para el comportamiento de la inflación tanto en 2007 como en 2008, ya que los principales productos de la cesta alimentaria que se importan en el país aumentaron casi 60% y era muy difícil que esta situación no se trasladara internamente a la economía venezolana.

Recordó que al observar los resultados del índice nacional de precios al consumidor se determina que la inflación se concentra en tres grandes categorías: alimentos, salud y restaurantes y hoteles.

–¿La inflación atentó contra el éxito de la reconversión?
–Todo el ambiente inflacionario que estuvo bordeando a finales de 2007 y en buena parte de 2008, por supuesto, mitigó el efecto positivo del proceso de reconversión monetaria. Ningún banco central se siente cómodo con una inflación por encima de 20%, nadie se siente cómodo con eso, menos los consumidores.

–Para el próximo año se prevé mayor inflación y ello atentará también contra el bolívar fuerte.
–Para 2009 deberíamos tener menos presencia de factores inflacionarios; las correcciones que se han adelantado deberán hacer su efecto.. Observamos a escala internacional una caída en los precios de las materias primas y de los alimentos, eso debería reflejarse en Venezuela. Lo que sucede es que la velocidad en la que caen los precios internacionales no es la misma a cuando aumentan, pero la caída de 20% en promedio que se ha registrado en diversos rubros o insumos se verá reflejado en el país de alguna manera. En 2008 se cumplió lo que se propuso con la reconversión, la liquidez monetaria creció mucho menos, no hubo ajuste cambiario y el sistema de liquidación de divisas funcionó de manera casi perfecta..

–¿Y en cuanto al gasto público?
–En términos monetarios se actuó de manera mucho más prudente en 2008 que en años anteriores, y lo mismo sucedió en términos fiscales. Claro, el monto de los créditos adicionales fue muy alto, pero lo que efectivamente se ejecutó fue mucho menor, y espero que esto suceda en 2009, que las disciplinas fiscal y monetaria se puedan mantener sin necesidad de sacrificar crecimiento económico. Los componentes fundamentales que debían acompañar a la reconversión estuvieron presentes, probablemente faltaron algunos puntos adicionales en el tema fiscal. En el área monetaria, el BCV fue muy activo con las operaciones de mercado abierto, se ajustaron varias veces las tasas de interés y ha sido muy duro con el encaje legal. El presupuesto fiscal que se anunció para 2009 es mucho más austero y las declaraciones del ministro de Economía y Finanzas van en esa línea. Quizás lo que pueda generar presiones son las expectativas de si habrá suficientes recursos para mantener el nivel de abastecimiento.

¿De bolívar fuerte a bolívar débil?

Analistas económicos han señalado la posibilidad de aplicar un ajuste en el tipo de cambio fijo para el segundo semestre del próximo año, en caso de que los precios del petróleo continúen con una caída pronunciada que atente en contra de los planes propuestos por el Gobierno en el presupuesto, especialmente en lo relacionado con los ingresos. Otros destacan que luego de verse afectada la capacidad de compra de la población por la alta tasa de inflación, una devaluación podría convertir el bolívar fuerte en una moneda mucho más débil.

Para Armando León, en el futuro inmediato (2009) no está prevista alguna modificación en la paridad cambiaria, ya que el país se encuentra en condiciones para enfrentar cualquier eventualidad.

"Indudablemente que la crisis mundial nos va a afectar de alguna manera, pero estamos en mejores condiciones y estamos mejor preparados que en el pasado para afrontar lo que suceda en la economía global. Si ya vimos que en 2008 tuvimos presiones inflacionarias debido a la ausencia de productos, para 2009 debemos tener mucho cuidado para garantizar el abastecimiento de alimentos, medicinas, materias primas, insumos para la industria y de bienes de capital", apunta.

–¿Temen que una devaluación también afecte la reconversión?
–Lo que estamos viendo es un verdadero tsunami en el sistema financiero y en la economía mundial, es una destrucción de riqueza de proporciones inéditas. Si esto se profundiza terminará afectando tanto las cuentas externas como fiscales de la economía nacional, por lo que habrá que tomarse algunas acciones. Pero ello se hará en un entorno en que ya la reconversión se encuentra en otras circunstancias, ya tenemos el bolívar fuerte y habrá que adaptar la macroeconomía. Creo que no debemos atarnos a un dogma ante lo que sucede en el mundo, no podemos pensar en un programa al estilo tradicional del FMI, de hecho ninguno de los países que ha recibido asistencia del fondo no prevé aplicar un plan de ajuste cambiario violento, de caída de la demanda o restricciones fiscales.

–¿Pero Venezuela puede seguir manteniendo un tipo de cambio fijo por tantos años?
–Creo que sí, hay que esperar las circunstancias. Es igual de válido decir que se puede mantener la paridad cambiaria como que no se puede mantener. Pero no lo veo como un problema dogmático, sino que hay que verlo en el contexto en que se está moviendo la economía.

–Pero cualquier modificación en el tipo de cambio afectará la moneda.
–Claro, cualquier ajuste que se realice producirá una devaluación de la moneda.

Pero creo que esa circunstancia no está planteada temporalmente en el país.

Ahora, cuándo es el tiempo correcto para hacerlo, eso lo dirá el desenvolvimiento de la economía.

–¿Están satisfechos con los resultados de la reconversión?
–La reconversión ha estado nadando en aguas turbulentas, como lo es la crisis financiera internacional.

Pero creo que le ha ido bien, dentro de este entorno tan complejo, tanto interno como externo, el balance ha sido positivo. La inflación sigue siendo un problema complicado en Venezuela, tiene muchos factores pendientes que hay que tomar en cuenta. Hubo muchos otros factores que pesaron más que lo que se estaba logrando con la reconversión en sí. Pero se siguen haciendo esfuerzos políticos para garantizar la mayor estabilidad posible.

–¿Se podrá lograr en 2009 una inflación de un dígito?
–Es muy difícil obtener una inflación de un dígito para el próximo año, el entorno económico de Venezuela está muy complicado.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog