Ave fénix

Por Venezuela Real - 11 de Diciembre, 2008, 11:24, Categoría: Política Nacional

COLETTE CAPRILES
El Nacional
11 de diciembre de 2008

En los viejos tiempos, los del inquietante chillido del módem anunciando lo frágil de la conexión con la incipiente Internet, se solía hablar de "realidad virtual" o de "ciberespacio" para referirse al nolugar que se estaba fabricando continuamente. Parecía que se conservaba, con estas denominaciones, alguna frontera que distinguía la experiencia real de aquella otra experiencia que ocurría frente a la computadora. Pero ya es un lenguaje en desuso, porque la espantosa complejidad computacional lo que ha producido es la competencia de realidades, por así decirlo, de modo que los límites entre lo que conservadoramente se puede llamar la "vida real" y las formas alternativas de "no realidad", se han diluido y confundido. Mientras usted lucha para que el joven empleado de la panadería le produzca un espresso decente y no un tetero como el que le acaban de presentar, puede constatar que el muchacho está tecleando un mensajito demasiado importante, o quizás viendo fotos subidas de tono, propias o ajenas, o jugando en un casino de Las Vegas. Se vuelve usted un reaccionario digital cuando entiende que la realidad (usted) es apenas un punto indistinto dentro de un conglomerado de mundos paralelos.
 
Quizás este deslizamiento indoloro hacia la interferencia continua de las realidades resulta ser el factor último para explicar el éxito del espectáculo postmoderno en que ha devenido esto que, por comodidad, se suele llamar gobierno. El dilema taxonómico en el que estamos hoy no es tanto si este es un régimen democrático, dictatorial u hormonal, sino si eso a lo que nos referimos con la palabra "gobierno" existe realmente, y, en todo caso, con qué grado de "realidad".
 
Como creador incesante de mundos paralelos diseñados a la medida del cinismo o de la utopía redentora (si es que hay diferencias entre ambos), el Gobierno confía en su capacidad para librar un capítulo más de su batalla contra la vida real. Convierte al ciudadano en una víctima de la intrusión del mundo mediático oficial en los más íntimos rincones de la experiencia. El muchacho del café, hábil viajero de la coexistencia de realidades múltiples, tendrá que moverse ahora también entre la cadena perpetua y las hallacas.
 
Este episodio de la enmienda constitucional es como una tomografía siniestra que muestra lo que es (y siempre ha sido) la enfermedad en la que estamos: el intento de asesinato de la política como forma predominante de organización de lo público y su sustitución por una maquinaria de fabricación de consignas y trozos de realidad sin otra lógica que la que emana de una única y torcida voluntad individual.
 
El problema es que el asesinato no se ha consumado. Lo que define este momento del pulso nacional es precisamente lo contrario: que no hay cadáver de lo político. Y no ha muerto la política porque esa "vida real", que el Gobierno se empeña en ocultar bajo la alfombra roja, se impone con sus miserias y sus alegrías desafiando la negación psicótica con la que se la trata.
 
El escenario que viene es difícil porque el Gobierno ha definido la arena de la confrontación como exclusivamente comunicacional, en un contexto de poder mediático monstruoso, intentando ahogar al ave fénix de la política que viene renaciendo de sus cenizas desde diciembre de 2007.
 
El desafío de esta sociedad es precisamente politizarse más, y convertir ese pobre ajedrez discursivo que el Gobierno juega de espaldas al país, en una lección política: hay que ponerle un costo político a esta locura reeleccionista.
 
La sociedad venezolana pagará consecuencias terribles de aprobarse esa inconstitucional enmienda, no tanto por el horizonte de 2012 sino por los efectos inmediatos en la radicalización del Gobierno. Por eso, la campaña para derrotar a Chávez en este lance tiene que fundamentarse en que se toma en serio el desafío y que perder el referéndum va a tener para el Gobierno consecuencias pesadas desde el punto de vista de la consolidación de nuevos polos de poder y de canales cada vez más potentes para el anhelo de cambio y de normalización política que ya ha manifestado, con sus votos (y con una madurez que a veces no se reconoce), la sociedad.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog