Caída del petróleo implicará nuevas restricciones cambiarias

Por Venezuela Real - 14 de Diciembre, 2008, 8:14, Categoría: Petróleo/Energía

BLANCA VERA AZAF
El Nacional
14 de diciembre de 2008

BCV Hay indicios de que las reservas internacionales serán utilizadas para financiar gasto corriente
En un mes los ahorros de la nación han caído 1,7 millardos de dólares

2009 será un año difícil, de medidas económicas incómodas, de alta inflación y de menor crecimiento. "Nada nuevo para un país acostumbrado a que sus gobiernos malgasten la bonanza petrolera", señala el economista José Guerra. Increíblemente la historia se repite, pero esta vez con una dependencia de productos foráneos que aumenta la vulnerabilidad y un aparato productivo destrozado. Los ahorros –que se esperaba alcanzaran al menos por dos años– se evaporan vertiginosamente y el salario en bolívares tiembla ante la sombra de una devaluación.

Aunque el Gobierno se concentra en la enmienda constitucional para la reelección presidencial indefinida y evade el tema económico cada semana la alarma es mayor entre los venezolanos por el desplome en los precios petroleros. No es un secreto que el objetivo político necesita del gasto público para impulsarse, pero las cuentas fiscales se están deteriorando mucho más rápido de lo que se esperaba y aunque el Ministerio de Finanzas no ha dado a conocer cifras oficiales en lo que va de año, las del Banco Central de Venezuela descubren una realidad angustiante: desde el 7 de noviembre de 2008 al 9 de diciembre (32 días) las reservas internacionales de la nación han caído en 1,7 millardos de dólares, lo que refleja que Pdvsa le está vendiendo menos divisas –obtenidas por la venta de crudo– , Destaca un estudio elaborado por José Guerra, ex gerente de investigaciones del BCV.

No es para menos si se toma en cuenta que la cesta venezolana llegó a estar en 126 dólares el barril y esta semana cerró en 31,3 dólares el barril y aunque la factura petrolera tiene un desfase de entre 45 y 90 días para su cobro ya se observa una erosión en las reservas internacionales.

Guerra hace alusión a un detalle que revela la urgencia de financiamiento y tiene que ver con la venta de 150 millones de dólares semanales de Pdvsa en el mercado paralelo, operación que no sólo busca calmar la cotización de esa divisa para frenar su injerencia en el alza de los precios de bienes y servicios, sino también una vía expedita para conseguir una mayor cantidad de bolívares que si los vendiera al BCV al tipo de cambio oficial.

En enero de 2009 será cuando los ingresos por exportaciones petroleras entregadas a los clientes en octubre y noviembre de 2008 expresen la disminución de los precios.

"Es muy probable que las reservas internacionales terminen 2008 en torno a los 36,2 millardos de dólares, cifra que denotaría la acentuación de la baja en los activos externos del BCV y señalaría las dificultades para financiar los niveles de importación".

Este punto resulta delicado si se toma en cuenta que al cierre de 2008 las importaciones de Venezuela estarán por el orden de los 50 millardos de dólares, lo que equivale a un aumento de 48% con respecto a 2007. Con la caída de los ingresos petroleros será imposible seguir financiando la actual magnitud de compras externas, "por lo que vendrán más restricciones cambiarias", señala Guerra.

Aunque el Gobierno ha negado la posibilidad de una devaluación del bolívar, el hecho de que Pdvsa esté interviniendo en la divisa paralela lleva a pensar que podría aplicar la misma receta que en el pasado que es excluir de la lista del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio ciertos rubros que reciben dólares a 2,15 bolívares por dólar para que los importadores se vean en la necesidad de acudir al mercado no oficial. De esta manera devalúa indirectamente y hace aumentar la demanda en ese mercado del que ahora Pdvsa se beneficia. Las consecuencias de una medida así se sentirán en la caída del poder adquisitivo de los ciudadanos que tendrán que pagar mucho más por los productos que no obtienen las divisas de Cadivi.

Gasto excesivo.

Las cuentas fiscales –que es el dinero que recibe el Gobierno por la venta del petróleo, impuestos y que es depositado en lo que se denomina fisco– muestran indicadores preocupantes. De acuerdo con el ente emisor, entre enero y agosto del año pasado existía un superávit de 53 millones de dólares, pero un año después, es decir entre enero y agosto de 2008, ese superávit desapareció y ahora existe un déficit de 7,7 millardos de dólares. "La única explicación a esto es el aumento desmesurado del gasto público no sólo para pagar la nómica de los empleados públicos sino también para financiar el conglomerado de empresas del Estado que operan con pérdidas", señala Guerra. Al respecto, añade que no se debe olvidar un detalle: los precios del petróleo este año fueron más altos que en 2007.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog