El agente secreto

Por Venezuela Real - 14 de Diciembre, 2008, 21:26, Categoría: Gente de Chávez

MILAGROS SOCORRO
El Nacional
14 de diciembre de 2008

El país democrático tiene un agente muy cerca del autócrata militar. Pegado a él.
 
Dentro de él. Este agente secreto recibe una colaboración muy valiosa de diversos sectores del entorno del mandón. Se echa de apreciar especialmente la ayuda de la Asamblea Nacional, que se apresuró a presentar el proyecto de una enmienda concebida para establecer la reelección presidencial indefinida, en vez de limitar los caprichos del aspirante a continuista desacatando su orden de que le enmienden su Constitución, explicándole que ésa es una discusión cuya sola propuesta es una vergüenza, porque es inconstitucional por innumerables razones jurídicas y porque constituye una trampa legal, puesto que la modificación del artículo 230 de la Carta Magna ya fue claramente rechazado el 2 de diciembre pasado, esto es, en el mismo periodo constitucional.
 
Al organizar el patético aquelarre del martes pasado, cuando el elenco lombrosiano del Parlamento prorrumpió en gritos y consignas de sumisión al Poder Ejecutivo, que debería equilibrar y, más aún, escrutar, la Asamblea Nacional tributó al agente secreto propiciando un rompimiento del hilo constitucional. Como ha dicho el profesor de Derecho de la ULA Francisco Ferreira Abreu, ya no es la Constitución y la ley lo que subordina al poder, sino que es la fuerza y la política lo que se antepone a las reglas del Estado de Derecho, a la legalidad y al pueblo, tanto en lo atinente a la voluntad manifestada el 2D como en lo que respecta a su carácter originario, que sirvió para darnos la Constitución violada ahora por el Presidente, las instituciones y sus seguidores. Con esta acción, Chávez se ha convertido en el hermano gemelo de Carmona. He ahí al agente secreto haciendo su trabajo de relojero.
 
Los aullidos y estridentes cánticos de los diputados (no todos, la historia se ocupará de anotar correctamente los nombres de quienes se sustrajeron de aquel espectáculo denigrante y doloroso) no fueron suficientes, sin embargo, para ahogar los gritos de un pueblo cuyo sufrimiento quedó minuciosamente inventariado en el informe anual de Provea 20072008, presentado este 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos.
 
Entre muchos dramas, que encuentran su puesta en escena en las precariedades de la salud, la vivienda y la alimentación, el impactante documento de Provea estableció que: "Pese a la retórica y a las declaraciones en contrario, la violencia y la delincuencia se incrementaron, y afectaron especialmente a los jóvenes pobres y excluidos, a las mujeres, los ancianos y los niños".
 
Tal como expresa el informe, que viene publicándose desde hace veinte años, según la data oficial disponible, en términos de homicidios, Venezuela es el país más violento de Suramérica. "En lo que va de 2008, y no obstante las declaraciones públicas de los más altos funcionarios en contrario, los homicidios han registrado un incremento de 11%, los secuestros 45%, y han aumentado también las lesiones personales y la violencia policial.
 
(...) La situación de inseguridad, experimentada mucho más directa y acuciantemente entre los sectores más empobrecidos y excluidos del país, se vive en el marco de la ausencia institucional estatal, o con una presencia intermitente y descoordinada que en muchas oportunidades termina en una doble victimización de la ciudadanía: primero por el hampa y en una segunda instancia por los cuerpos de seguridad".

Frente a semejante tragedia, que digan los diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela si tienen razones para batir palmas o si deberían más bien bajar la cabeza, avergonzados, ante un país que los ve bailando (por cierto, sin más swing que el de la adulación y el acatamiento rastrero) mientras se desangra a manos de la violencia. Un país donde cada año se registran 400 homicidios en el interior de los penales y más de 1.000 reclusos heridos.
 
Estamos hablando, desde luego, de ciudadanos puestos al resguardo del Estado, que, en lugar de redimirlos, permite su asesinato y desmedro físico y moral. Ésa es la música macabra a cuyo son bailan los diputados de la Asamblea, ebrios de abyecto sometimiento.
 
Ellos y todos quienes debieron poner coto a los excesos del déspota son socios del agente secreto que se ha convertido en la sombra de Chávez, como lo fue de Hitler y de Napoleón: su locura, cada vez más ostensible.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog