Guerra vs. gobernabilidad

Por Venezuela Real - 14 de Diciembre, 2008, 17:39, Categoría: Política Nacional

Juan Martín Echeverría
El Universal
14 de diciembre de 2008

Se le quiere imponer a la población un Presidente perpetuo y un centralismo total
 
El oficialismo reacciona con insultos y acciones características de quienes no saben perder, revelando una especie de degeneración progresiva ante la pérdida de espacios políticos, recursos petroleros y evidente ingobernabilidad. Todo lo cual se expresa en una deformación psicológica, donde se acusa a enemigos ficticios de las irregularidades, abusos y delitos que el poder comete, en medio de la mayor impunidad. Es poco democrático que la Asamblea Nacional decida recuperar el local donde funcionaba el Cabildo Metropolitano, que el Gobierno central asuma las escuelas y hospitales dependientes de la Gobernación de Miranda y sus activistas saboteen las juramentaciones de los gobernadores y alcaldes de oposición. En fin, todo esto tiene un sabor totalitario y crea una atmósfera de reiterado irrespeto a la Carta Magna.
 
Nos viene a la memoria un programa coordinado en EEUU, que buscaba convertir a la sociedad civil en auditora de las funciones públicas, mediante un conjunto de organizaciones en las que cada una "adoptaba un funcionario", efectuando un seguimiento de su horario de trabajo, atención a los ciudadanos y resultados. De allí surgieron extraordinarias sorpresas, que dignificaron la labor de servidores públicos desconocidos, y descubrieron delicados casos de incompetencia y corrupción. Se le quiere imponer a la población un Presidente perpetuo y una estrategia de centralismo total, mientras se dejan pendientes las prioridades fundamentales: empleo, vivienda social, inseguridad, fallas en los servicios y el desorden en camino a la anarquía. La solución no puede ser el dinero de la Misión, la bolsa de comida o el comedor popular, la solución es el empleo permanente. Tampoco invadir la propiedad privada, ni culpar a otros de los errores y desaciertos de las autoridades.
 
Decenas de ciudadanos inocentes se han convertido en "enemigos objetivos del régimen", simplemente porque no comulgan con el socialismo radical y expresan su disentimiento de manera abierta. Por si fuera poco el jefe máximo exhortó a Vicente Díaz, rector del CNE, a reflexionar o renunciar, porque éste declaró que no se puede incluir la reelección indefinida en una reforma constitucional. ¿Es el CNE una institución autónoma, o está subordinada al Ejecutivo? Nunca ha sido tan impredecible el futuro de nuestras instituciones, jamás ha dependido tanto de la unión de las fuerzas opositoras y de quienes tienen sus ideas de izquierda, pero disienten de las acciones del gobierno. El entramado de la realidad clama, a ojos vistas, por el respeto a los principios básicos de la democracia, que están siendo vulnerados de manera reiterada. Como lo señalan los estudiantes en un slogan maravilloso "No es No" y estamos convencidos que la aberración jurídica propuesta será rechazada por la participación masiva del electorado. Lo poco que queda del año en curso y el 2009 deben dedicarse a construir el país, a tiempo completo. La democracia debe funcionar por igual para el gobierno, la oposición y la disidencia. La contrarrevolución es hacer la guerra y destruir la gobernabilidad, perseguir al pluralismo y aceptar como válida sólo la verdad oficial. La cultura del enemigo es totalitarismo y Venezuela tiene que salir de esta encrucijada perversa desarrollando con equilibrio político, una democracia moderna.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Diciembre 2008    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog